Greenpeace: Las principales empresas de energía debilitan el rol de China en la lucha contra el cambio climático

Agregar un comentario
Noticia - 28 julio, 2009
Un nuevo informe de Greenpeace pone de manifiesto que las diez mejores empresas de energía de China y su fuerte dependencia del carbón están obstaculizando los esfuerzos del país para hacer frente al cambio climático.

Activistas de Greenpeace China desplegaron un cartel con la leyenda "No al carbón" afuera de una planta de carbón en Beijing.

Activistas de Greenpeace China desplegaron hoy una bandera en frente de una central eléctrica de carbón al oeste de Pekín, con la leyenda: "Salven el clima" y el símbolo de "No al carbón", para reclamar a las principales empresas de energía del país que ayuden a China a abandonar el uso del carbón y reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) a través de una fuerte mejora de la eficiencia energética y el desarrollo de las energías renovables.

El informe "Contaminadores de energía: Ranking de las grandes empresas chinas de energía" publicado hoy, revela que las diez principales compañías de energía proporcionan casi el 60% del total de electricidad de China. Con la quema del 20% del carbón de China en 2008, las empresas emitieron un equivalente de 1,44 millones de toneladas de CO2. En el 2008, las tres mayores empresas (Huaneng, Datang y Guodian) juntas emitieron más de del total de las emisiones de Gran Bretaña en el mismo año.

Yang dijo: "China está sufriendo los dolores de los fenómenos meteorológicos extremos como las sequías, las olas de calor, tifones e inundaciones, agravadas por el cambio climático. Estas empresas de energía pueden y deben ayudar a China a prevenir los desastres climáticos con un rápido aumento de la eficiencia y la cuota de las energías renovables como la eólica y la solar".

En los últimos tres años y medio, 54,07 gigavatios de las menos eficientes plantas de carbón han sido cerrados, lo que es más que la capacidad instalada total de electricidad de Australia. Greenpeace insta a las empresas chinas a rebajar todos los ineficientes de carbón a menos de 100 megavatios en 2012. De esta manera, China podría reducir el consumo de carbón en 90 millones de toneladas, y evitar 220 millones de toneladas de CO2 al año.

De acuerdo al Plan de Desarrollo de Energía Renovable de China a mediano y largo plazo, en el 2010 las grandes compañías de energía, incluyendo las diez que figuran en este informe, están obligadas a tener al menos el 3% de su capacidad instalada proveniente de fuentes renovables no hidráulicas. Según el informe, a finales de 2008, ocho de las diez no estaban ni siquiera a mitad de camino de cumplir este modesto objetivo.

"China todavía tiene un enorme potencial de convertirse en el líder mundial en energías renovables y tecnologías de eficiencia energética", dijo Yang.

Greenpeace pide al Gobierno chino que fije un precio para el carbón que no sólo impulse de manera efectiva a las empresas de energía a avanzar rápidamente en energías renovables, sino que también asegure que, durante la transición, el carbón se usará de la manera más eficiente posible. China debe también doblar su objetivo nacional de energías renovables al 30% en 2020.

"A fin de alcanzar estos objetivos, el sector de la electricidad, sobre todo las grandes empresas de energía, debe desempeñar su papel fundamental. Los desafíos que enfrenta China en la preparación para Cumbre climática de las Naciones Unidas celebrada en Copenhague en diciembre de este año serán aún mayores sin serias medidas para que estas empresas reduzcan sus emisiones ", concluyó Yang.

Galería de Imágenes:

No se encontraron comentarios Agregar un comentario

Publicar un comentario 

Para publicar un comentario es necesario estar registrado.