Greenpeace logró etiquetar productos Transgénicos dentro del Supermercado Disco

Noticia - 23 agosto, 2000
Dos análisis de laboratorio descubren rastros de soja transgénica en los medallones de pollo Granja del Sol

Greenpeace logró etiquetar productos Transgénicos dentro del Supermercado Disco

Activistas de Greenpeace lograron ingresar este miércoles a la sede central del supermercado Disco y denunciaron que los Medallones de Pollo Granja del Sol, de Molinos Río de la Plata SA, contienen restos de soja genéticamente manipulada, según dos nuevos análisis realizados en laboratorios de Alemania y Austria.

Greenpeace se volvió a referir a la venta no informada de alimentos que contienen ingredientes transgénicos y comparó la situación en la Argentina con la de países europeos y Japón donde es obligatorio identificar si un alimento es de origen transgénico o no.

"No somos los únicos que exigimos se etiquete a los alimentos transgénicos: entidades locales como Adelco, Consumidores Argentinos, La Unión de Usuarios y Consumidores y Consumers International, la entidad más importante de defensa de los derechos del consumidor a nivel internacional, también lo exigen", dijo Emiliano Ezcurra, de Greenpeace.
 
Un activista disfrazado de Frankenstein entró al supermercado, e inmediatamente reemplazó en la góndola las partidas del producto por otros que tenían etiquetas colocadas por los ecologistas. Los medallones no rotulados fueron entregados a las autoridades de Disco.

La entidad recalcó que a los riesgos para la salud, se suman los peligros ambientales que presenta la soja transgénica y cuya mitigación será difícil y costosa. Entre estos peligros, Greenpeace señaló la aparición de supermalezas, el cultivo de esta oleaginosa debe realizarse con un herbicida de acción total al cual algunas malezas ya están comenzando a resistir, con el potencial de desestabilizar el agroecosistema y causar serios daños al productor.

Luego de haber expuesto públicamente productos de la marca Knorr y más tarde las Papas Fritas Pringles, Greenpeace sigue dando a conocer los resultados de los análisis de laboratorio a medida que estos se van realizando.

"No solo necesitamos el etiquetado por una cuestión de derecho a la información sino que además lo exigimos para que las empresas que crearon estos vegetales sean responsables ante la ley en caso de que se registren daños a la salud de los consumidores", concluyó Ezcurra.

La soja transgénica fue liberada al medio ambiente en la Argentina en 1996. La corporación norteamericana Monsanto es la empresa propietaria de la patente de este material vegetal genéticamente manipulado. La firma es a su vez la productora del herbicida Round Up (cuyo principio activo es una sustancia química conocida con el nombre de glifosato) y modificó genéticamente variedades de soja para hacerla resistente al glifosato. De allí que la soja transgénica se conocer con el nombre de soja RR (Resistente al Round Up - Round Up Ready).