Greenpeace y la Federación Agraria Argentina contra el patentamiento de semillas.

Noticia - 1 abril, 2005
La FAA y Greenpeace denunciarán en Europa las pretensiones de Monsanto de cobrar regalías por la soja transgénica, lo que lesionaría el derecho de los agricultores al uso propio de semillas

Greenpeace y la Federación Agraria Argentina contra el patentamiento de semillas.

Greenpeace recibirá este lunes, en Munich, al titular de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi, con quien denunciará en Europa las pretensiones de la multinacional estadounidense Monsanto de forzar la legislación para cobrar a los productores agropecuarios una regalía por el uso del gen RR en semillas de soja transgénica.

El objetivo central de la gira en Europa será realizar una presentación en Munich ante la Oficina de Patentamiento de la Comunidad Europea, sobre la ilegalidad y los perjuicios que ocasionará a los agricultores y a sus derechos la ofensiva actual de la corporación norteamericana.

En este sentido, el próximo martes el presidente la FAA y expertos de Greenpeace ofrecerán una conferencia de prensa para los medios europeos, donde expondrán este caso en un libro llamado "Patentes y Regalías: un País que Resigna Soberanía", editado por la entidad agraria, y cuyos postulados son compartidos por la organización ambientalista.

La FAA describe en el libro un caso único a escala mundial, donde el gigante corporativo de los transgénicos ha llegado incluso a amenazar a los exportadores con acciones judiciales, si el gobierno argentino no le permite cobrar regalías, algo que la compañía perdió por la vía legal en 2001 cuando luego de varios infructuosos intentos la justicia local le negó la posibilidad de patentar el gen RR en el mercado argentino.

Monsanto, que amenaza con embargos sobre los embarques de granos y harina de soja, al igual que de otros productos derivados que contengan el gen Round-up Ready (RR), pretende un resarcimiento de 15 dólares por tonelada. “De esta manera la Multinacional apuntaría a embolsar de parte de los productores argentinos, además de lo que ya cobra, cientos de millones de dólares”, dijo Buzzi.

Por otro lado, el próximo día miércoles, ambas entidades estarán presentes en una Audiencia Pública en la Oficina Europea de Patentes, que tratará el caso del gen Roundup Ready (RR) y el supuesto derecho de la compañía Monsanto a cobrar regalías por su uso.

La presentación abordará los distintos sistemas de protección de la propiedad intelectual de las innovaciones en vegetales y los efectos sobre los derechos del agricultor; el avance de las patentes en vegetales, la privatización de los recursos genéticos, la formación de monopolios sobre cultivos alimentarios de consumo mundial, el acceso a los recursos genéticos; la situación en la Argentina; los acuerdos internacionales; y la ilegalidad de la pretensión de Monsanto.

"De momento no esperamos que la Oficina Europea de Patentes falle contra Monsanto, dado su tipo de normativa. Nuestro principal objetivo es mostrar el caso argentino ante la opinión pública europea para que sea conocida mundialmente la conducta agresiva de Monsanto ante nuestros productores", dijo Emiliano Ezcurra, coordinador de la campaña de Biodiversidad de Greenpeace Argentina.

Greenpeace y un importante número de entidades ambientalistas y defensoras de los derechos de los agricultores mantienen desde hace años una posición contraria al patentamiento de genes.

“Esta práctica socava el derecho conocido como de "Uso Propio", es decir la posibilidad de que el productor pague por una sola vez las semillas, y luego al momento de la cosecha pueda guardar algunas para resiembra en la campaña siguiente”, explicó Ezcurra.

"Más allá de las diferencias, en este aspecto puntual coincidimos en resistir el patentamiento de genes. Es crítico defender el derecho al "uso propio" porque allí el debate sobre los transgénicos deja de ser una mera cuestión científica, y muestra con suma contundencia las implicancias sociales, políticas y económicas que conlleva la agricultura basada en organismos transgénicos", concluyó Ezcurra.

La FAA “reafirma su lucha en defensa del Derecho del Agricultor al uso gratuito del producto de su cosecha para la siembra en su explotación y muestra con esta gestión ante la Unión Europea que está dispuesta asumir la representación de los derechos de los  productores y la soberanía nacional dónde sea necesario”, dijo Buzzi, al anunciar la gira.

“Además de demostrar una ansiedad extrema por "capturar" ganancias extraordinarias valiéndose de su posición dominante y monopólica del mercado argentino, lo que oculta la maniobra de Monsanto es la pretensión de sobrepasar la ley argentina para percibir el cobro por el uso gratuito de semillas de los agricultores, concretando así, compulsivamente, un sistema de alquiler de semillas”, declaró el titular de FAA.

Etiquetas