Luego de la represión, Greenpeace anuncia más acciones directas.

Noticia - 22 mayo, 2003
Greenpeace anunció que habrá más acciones directas hasta que el gobierno Jujeño rechace los pedidos de desmonte de la empresa Ledesma. Hoy a las cinco de la tarde Greenpeace estará en la Plaza Central de Jujuy y desplegará su cartel de reclamo.

Luego de la represión, Greenpeace anuncia más acciones directas

Greenpeace anunció que la protesta de hoy, en la que sus activistas fueron arrestados, es “sólo el comienzo” de una serie de acciones directas para detener el proyecto de desmonte de la empresa Ledesma.

“Seguiremos trabajando para proteger a las Yungas y a su gente. Ésta es la primera protesta de una serie de acciones que realizaremos hasta que Ledesma revea su posición”, dijo Martín Prieto, director ejecutivo de Greenpeace Argentina, quien se encuentra en Jujuy.

A las 10.30, los ecologistas fueron liberados luego de haber sido arrestados durante la mañana de hoy cuando desplegaban una bandera a diez metros de altura del edificio, con la inscripción: “No autoricen desmonte a Ledesma”. La protesta buscaba exigirle al gobernador Eduardo Fellner que no autorice este proyecto que afectará irreversiblemente a la selva de Yungas.

Los activistas, que comenzaron a desplegar el cartel a diez metros de altura del edificio, fueron brutalmente tomados por la policía a las 08.30, fueron metidos a la Casa de Gobierno y luego trasladados a una comisaría. Fueron liberados los activistas Fabiana Bellina (29 años), Maximiliano Rampi (28) y Sebastián Lastra (27 años).

Greenpeace viene advirtiendo que en 2008 los desmontes extinguirán la Selva Pedemontana de las Yungas, en Salta y Jujuy. La acción de "pelar" la selva (arrasar, quemar y sobre la tierra desnuda colocar un extenso monocultivo) está dándole una estocada mortal a las Yungas.

Ingenio Ledesma SA pretende desmontar 1400 hectáreas (700 has en este año, otras 700 has en 2004). Si se concretan éste y un proyecto de Ingenio La Mendieta (que pide desmontar 400 has este año), se habrá destruido una superficie equivalente a 2520 canchas de fútbol.

Desde enero, la organización ambientalista (al igual que las filiales jujeñas de la Corriente Clasista y Combativa y la Central de Trabajadores Argentinos) viene demandando al gobierno provincial que se detengan estos emprendimientos por su grave impacto social y ambiental.

==============================================
Texto del comunicado anterior:

Tres activistas de Greenpeace arrestados por protestar contra proyecto de desmonte.
===========================================================
Cuando Greenpeace comenzó a ubicar un cartel que decía: “No autoricen desmonte a Ledesma”, la policía retiró brutalmente a los activistas. La empresa Ledesma, un gigante de la producción de papel y azúcar, quiere desmontar 1400 hectáreas de una selva al borde de la extinción.
==========================================================
SAN SALVADOR DE JUJUY, 22 de mayo de 2003.– Tres activistas de Greenpeace fueron arrestados cuando se trepaban en la Casa de Gobierno jujeña para protestar contra un proyecto de desmonte. La protesta buscaba exigirle al gobernador Eduardo Fellner que no autorice un proyecto de la empresa Ledesma que afectará irreversiblemente a la selva de Yungas.

Los activistas, que comenzaron a desplegar el cartel a diez metros de altura del edificio, fueron brutalmente tomados por la policía, fueron metidos a la Casa de Gobierno y se encuentran demorados allí. Han sido arrestados Fabiana Bellina (29 años), Maximiliano Rampi (28) y Sebastián Lastra (27 años). El arresto ocurrió a las 08.30.

Greenpeace viene advirtiendo que en 2008 los desmontes extinguirán la Selva Pedemontana de las Yungas, en Salta y Jujuy. La acción de "pelar" la selva (arrasar, quemar y sobre la tierra desnuda colocar un extenso monocultivo) está dándole una estocada mortal a las Yungas.

Ingenio Ledesma SA pretende desmontar 1400 hectáreas (700 has en este año, otras 700 has en 2004). Si se concretan éste y un proyecto de Ingenio La Mendieta (que pide desmontar 400 has este año), se habrá destruido una superficie equivalente a 2520 canchas de fútbol.

Desde enero, la organización ambientalista (al igual que las filiales jujeñas de la Corriente Clasista y Combativa y la Central de Trabajadores Argentinos) viene demandando al gobierno provincial que se detengan estos emprendimientos por su grave impacto social y ambiental.

Etiquetas