Organizaciones presentaron un plan alternativo para reducir la basura que genera la Ciudad de Buenos Aires

Agregar un comentario
Noticia - 8 septiembre, 2008
Greenpeace, Fundación Ambiente y Sociedad y Fundación Ecológica Verde presentaron esta tarde a la Legislatura porteña el proyecto que plantea los criterios básicos según los cuales deberían redactarse los nuevos contratos del servicio de recolección de residuos de la Ciudad acorde a lo establecido por la Ley 1854 de Basura Cero.

Las organizaciones exigieron que el nuevo pliego contemple de forma completa el Sistema de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos.

La presentación de las organizaciones se da en el marco del próximo tratamiento del nuevo pliego del Servicio de Higiene Urbana que el Ejecutivo envió a mediados de agosto a la Legislatura, y que cosechó críticas de las organizaciones por no respetar la ley 1854.

En el modelo propuesto, las organizaciones exigieron que en el nuevo pliego se contemple el Sistema de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos de forma completa, tal como lo expresa la Ley 1854 que incluye la doble contenerización total de la Ciudad para promover la separación de la basura en origen distinguiendo entre residuos secos y residuos húmedos; la instalación de seis centros verdes donde realizar la segunda etapa de separación; la ampliación de la diferenciación, a partir de 2009, de los residuos orgánicos y la puesta en marcha de una campaña de educación pública y sostenida para enseñar a los vecinos a reciclar y recuperar en origen.

"El nuevo contrato que plantea el Gobierno porteño con las empresas recolectoras, establece la fragmentación del sistema de gestión integral de residuos, lo que llevará al fracaso a la Ley de Basura Cero y a sus metas de reducción de basura. El plan de Macri establece la prestación de un servicio formal, el de las empresas que recolectan la basura y cobran por eso, y otro a menor escala que aún no está definido. De esta forma retiran los contenedores sin establecer un método superador para la disposición inicial ni la recolección diferenciada, intentando desarticular cualquier intento de gestión integral de residuos, la recuperación de residuos y el reciclado", señaló Juan Carlos Villalonga, Director Político de Greenpeace.

Por otro lado, las ONG's ambientalistas reclamaron un criterio de facturación mixto basado en el "área limpia" como base y en la facturación por toneladas solo de los residuos recuperables (secos y orgánicos) que no tengan como meta la disposición final en rellenos sanitarios. Esta última parte de la facturación implica un incentivo a las empresas para cumplir las metas de reducción de residuos dispuestas por la Ley 1854 de Basura Cero.

Los ambientalistas denunciaron que el plan propuesto por Mauricio Macri para la gestión de residuos urbanos enviaría a los rellenos sanitarios más de 23 millones de toneladas en los próximos 12 años, mientras que de respetarse la Ley de Basura Cero y los criterios expuestos en la jornada de hoy esta cantidad sería reducida a menos de 7 millones.

"El criterio de facturación por tonelada recolectada sólo fomenta la generación de residuos que tendrán como destino final los rellenos sanitarios del Conurbano Bonaerense, generando más contaminación y enfermedades", señaló M. Eugenia Testa, Coordinadora de la Unidad Política de Greenpeace.  Por su parte, Villalonga agregó: "Es imposible escindir el pliego de Higiene Urbana de la Ley de Basura Cero, los contratos deben ser diseñados en base a los criterios de la Ley, que establece metas de reducción de residuos claras y definidas".

Los puntos principales del proyecto de las organizaciones para lograr el objetivo de reducción son:

•          Se debe alcanzar una capacidad de selección y comercialización de 500.000 tn de RSU secos para el 2010.

•          Se debe alcanzar una capacidad de tratamiento de residuos orgánicos de 200.000 tn para el 2010

•          La ciudad se divide en cuatro zonas. El Ente de Higiene realiza el servicio en el área de los CGCP 12 y 13.

•          Los RSU colocados en la vía pública pertenecen al GCBA. Las empresas no pueden reclamar por ella en caso de actividad informal de recuperación.

•          Se debe realizar fuerte campaña para alentar la reducción en la generación de RSU. Apoyar y complementar nuevas normas nacionales de REP  (responsabilidad extendida del productor) para diferentes productos y envases

•          Contenedores dobles en toda la Ciudad desde 2009.

•          La ciudad debe poner en funciones a 6 Centros de Selección para fines de 2008.

•          Los contratos incluyen todos los circuitos de recolección de RSU (secos, húmedos, orgánicos, especiales).

•          Se priorizará la formalización de los recuperadores en las actividades de recolección y transporte de RSU secos, actividades en los centros de selección y comunicación directa ("puerta a puerta").

•          Los promotores que realizan la comunicación directa con los vecinos y los trabajadores en los centros de selección serán parte de una misma unidad productiva que "cooperativizará" como bonificación extra anual lo obtenido por la venta de los materiales recuperados.

No se encontraron comentarios Agregar un comentario

Publicar un comentario 

Para publicar un comentario es necesario estar registrado.