Para Greenpeace incinerar basura no es Pro

Noticia - 18 octubre, 2007
La organización denunció que el futuro gobierno de Mauricio Macri planea modificar la Ley de Basura Cero y permitir la incineración de residuos.

Greenpeace denunció que el futuro gobierno de Mauricio Macri planea modificar la Ley de Basura Cero y permitir la incineración de residuos.

Greenpeace denunció que el macrismo pretende modificar la Ley de Basura Cero vigente desde 2005 en la Ciudad de Buenos Aires. La organización ambientalista sostiene que son muchas las señales por parte de los futuros funcionarios del nuevo gobierno de Mauricio Macri que apuestan a la incineración como medida para resolver el problema de la basura en la Ciudad.  

 La Ley de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (1854) tiene por objetivo reducir la cantidad de residuos generados en la Ciudad que se disponen en los rellenos sanitarios de la CEAMSE y prohíbe expresamente en su artículo 7 la combustión en cualquiera de sus formas, fomentando la recuperación de materiales reciclables tales como papel, cartón, vidrio, metales y plásticos.

 

 

"Sabemos que hay sectores del nuevo gobierno de la Ciudad que quieren instalar nuevamente a la incineración como una solución al problema de la basura. Esta discusión no es posible ya dentro del marco de la Ley Basura Cero. La incineración está prohibida en la Ley. Está demostrado que no solo es una práctica costosa, sino también contaminante al medioambiente y peligrosa para la salud de la gente", señaló Paula Brufman, responsable de la Campaña contra la Contaminación de Greenpeace.

La ley que fue aprobada por unanimidad en la Legislatura porteña en Diciembre de 2005 y reglamentada en Abril de 2007 constituye un verdadero avance respecto a la gestión integral de residuos sólidos urbanos. La norma gira en torno a tres ejes centrales: la recuperación de materiales pasibles de ser reciclados, la promoción del reciclaje y la reducción de los residuos que se envían a los rellenos sanitarios.

Para la organización ambientalista, la incineración es un modo facilista de deshacerse de la problemática de los residuos al tiempo que atenta contra las posibilidades de desarrollar una industria del reciclado, que ahorra energía y recursos naturales y que permite que una amplia franja de la sociedad obtenga en los materiales reciclables una fuente de ingresos.

"La disminución de los residuos enviados a rellenos por medio de la incineración es una falsa opción que desperdicia energía y recursos y que genera altos grados de impacto ambiental. Derogar la ley de Basura Cero o modificarla sería un grave error que daría cuenta del desconocimiento que tiene el macrismo respecto de los problemas ambientales que tiene la ciudad y de cómo resolverlos.", señaló Brufman.

El pasado 11 de Octubre especialistas en manejo de residuos de 39 países enviaron una carta al futuro Jefe de Gobierno porteño manifestando su inquietud y expectativa por el futuro de la Ley de Basura Cero en Buenos Aires. La carta se elaboró en la 3ra reunión de la Alianza Global para Alternativas a la Incineración (GAIA, por su sigla en inglés), realizada en Hondarribia, España, del 15 al 18 de septiembre.