Greenpeace: La Central Térmica de Río Turbio emitirá 230 kg de mercurio por año

Noticia - 2 diciembre, 2009
Greenpeace respondió hoy a las críticas acerca de la supuesta inconsistencia de criticar la usina de carbón y al mismo tiempo impulsar el reemplazo de lámparas incandescentes por lámparas de bajo consumo. “Nos parece que si queremos hacer un debate técnico sobre los temas ambientales que atañen a la decisión de explotar el carbón para producir electricidad debemos aportar información real, más allá de opiniones sin fundamento” explicaron desde Greenpeace.

La usina de carbón de Río Turbio liberará anualmente 231 kg. de mercurio al ambiente, ya sea a través de emisiones gaseosas o en residuos sólidos.

 

En una nueva versión del extenso informe "Carbón, combustible para el cambio climático", la organización ambientalista incorporó información específica sobre las emisiones de mercurio que se producen en el funcionamiento normal de la usina de carbón y su comparación con el mercurio de las lámparas de bajo consumo. "Debe quedar claro que poner en duda el beneficio ambiental del reemplazo de lámparas incandescentes, las lámparas convencionales, es un argumento temerario y que no tiene asidero técnico alguno" señaló Juan Carlos Villalonga, director de Campañas de Greenpeace Argentina

En relación al mercurio, algunas opiniones han sugerido que las lámparas de bajo consumo (LFC) pueden ser más contaminantes que una planta de carbón. "Tal afirmación carece se sustento técnico" explicó Villalonga. "Por el contrario, si se realizan los cálculos en base a los datos de la Central Térmica de Río Turbio se puede ver que una lámpara incandescente alimentada por la CTRT provocará la emisión de 4 veces más mercurio que una de bajo consumo alimentada por esa usina".

Frente a los señalamientos de que una LFC libera unos 2 mg de mercurio al final de su vida útil si no recibe ningún tipo de tratamiento, los ambientalistas explicaron que si la energía consumida por esa misma lámpara durante esos años fuera generada por la CTRT, ésta emitiría 17,6 mg de mercurio, casi 9 veces más.

"Es importante señalar que todos los cálculos se hacen suponiendo que las lámparas de bajo consumo, no son tratadas adecuadamente al ser desechadas y que todo el mercurio se libera al ambiente, lo cual es posible evitar si existe una política de gestión de residuos eléctricos y electrónicos adecuada"(1).

En su operación normal la CTRT liberará anualmente 231 kg de mercurio al ambiente, ya sea a través de emisiones gaseosas o en residuos sólidos. Del mismo modo liberará cada año unas 15,2 toneladas de torio y 5 toneladas de uranio, ambos elementos radiactivos. (2)

Desde la entidad ambientalista destacaron que todos los análisis de ciclo de vida de las lámparas de bajo consumo dan un balance altamente positivo en cuanto a sus beneficios ambientales respecto de la energía ahorrada. Por ese motivo, el proceso de eliminación de lámparas incandescentes es una tendencia que se está llevando adelante en todo el mundo.

Durante 2008 Greenpeace desarrolló una intensa campaña para lograr el abandono de las lámparas incandescentes, por su derroche energético y su consecuente impacto ambiental. "Los reemplazos posibles son diversos, no sólo las lámparas fluorescentes compactas; también están las incandescentes de doble bulbo y las nuevas aplicaciones de los LEDs" señaló Villalonga. La ley aprobada por el Congreso Nacional que prohíbe las lámparas incandescentes a partir del 31 de diciembre de 2010 debe ser reglamentada y seguramente la prohibición recaerá también sobre dispositivos de iluminación que no alcancen un determinado nivel de eficiencia.(3)

Notas:

(1) Ver detalles de los cálculos en Anexo IX, del informe "Carbón, combustible para el cambio climático": hacé click aquì

(2) Valores tomados en base a la composición del carbón de Río Turbio. Ver Anexo VII del informe "Carbón, combustible para el cambio climático": hacé click aquì

(3) Se ha dicho que Greenpeace no impulsa la utilización de LEDs. Sobre este punto debemos aclarar que los LEDs, que son una opción de iluminación muy atractiva, tienen opciones disponibles que hoy se adecuan muy bien para señalización vial, iluminación muy focalizada, iluminación decorativa y otros usos, pero aún los dispositivos en el mercado no cubren toda la gama de iluminación hogareña, comercial e industrial. Gracias a las normas como las que Greenpeace alentó en Argentina, la industria de los LEDs amplía su oferta día a día.

Informe Iluminación eficiente: Hacé click aquí

Resumen de las preguntas más frecuentes al respecto en: Hacé click aquí 

Informe LEDS: Hacé click aquí

Unite a Greenpeace

Apoyá económicamente las campañas de Greenpeace