Romero vende reserva natural a los “Vampiros de la soja”

Noticia - 22 junio, 2004
Activistas de Greenpeace, junto a otras Organizaciones Ambientalistas, protestaron este martes en la casa de salta en Buenos Aires por la inminente venta de una reserva natural.

Romero vende reserva natural a los “Vampiros de la soja”

Miembros de Greenpeace Argentina, Fundación Vida Silvestre Argentina, Fundación Ambiente y Recursos Naturales, Fundación ProYungas y otras entidades protestaron hoy en la Casa de Salta en Buenos Aires por la inminente venta de una reserva natural en esa provincia. Paralelamente, ante el Superior Tribunal salteño estas entidades iniciaron acciones judiciales para impedir la operación, que podría concretarse este miércoles en la capital salteña.

Este martes al mediodía, un activista disfrazado del gobernador salteño Juan Carlos Romero inició el simbólico remate, acompañado de otros ecologistas disfrazados de vampiros que representaban a los “compradores” sedientos de tierras para cultivar soja transgénica.

Paralelamente, un representante legal de las organizaciones ambientalistas presentó este martes un recurso de amparo contra la venta de la reserva de Pizarro, en el departamento salteño de Anta (a 280 kilómetros de la capital salteña).

La reserva, único sustento de comunidades criollas y de la etnia wichí, es única en su tipo: posee especies arbóreas del ecosistema de las Yungas como el cebil, el lapacho y el cedro y del ecosistema del Chaco Semiárido, como el quebracho colorado y blanco, el algarrobo y el mistol. La fauna de la zona es muy rica se destacan diversas especies de aves y mamíferos como el loro hablador, tucanes y carzuelas, pecaríes, monos y diversas especies de armadillos.

"Vender nuestras reservas naturales, sean provinciales o naturales, es un crimen ambiental y debe ser condenado por todos. La fiebre de la soja no debe avanzar a expensas del último tercio de bosque nativo que queda en la Argentina, y mucho menos sobre los derechos de los pobladores locales", manifestó Emiliano Ezcurra, coordinador de la campaña de Biodiversidad de Greenpeace Argentina.

Greenpeace tomó conocimiento en marzo de la aprobación de una Ley de desafectación de la Reserva que Romero envió al parlamento provincial como primer paso para la venta de la Reserva. Los pobladores de General Pizarro, pueblo ubicado dentro de la Reserva, tomaron contacto con la organización ecologista y desde entonces vienen realizando gestiones y movilizaciones tanto en Pizarro como en Salta capital para detener la venta de la Reserva.

A pesar de estar planificada la venta desde enero de 2003, el gobierno en ningún momento informó a los pobladores locales de sus planes, y la ley salió rápidamente durante las sesiones extraordinarias del parlamento salteño en marzo pasado.