Urgente: Santa Fe declaró la emergencia ambiental y frenó los desmontes por ley

Noticia - 26 noviembre, 2004
El Senado de Santa Fe aprobó una ley que detiene los desmontes por 180 días y otra que declara la emergencia ambiental y promueve beneficios económicos para la explotación sustentable de los bosques nativos

El Senado de la provincia de Santa Fe aprobó dos leyes: una de emergencia ambiental que prohibe por 180 dias cualquier actividad de desmonte y otra a través de la cual promueve la explotación sustentable de los recursos forestales.

La primera ley dispone la prohibición absoluta de desmonte, tala, deforestación, quema o destrucción de montes y bosques nativos por el término de 180 días prorrogable por el Poder Ejecutivo a 180 días más. Durante ese lapso se definirá una zonificación de la provincia de Santa Fe.

“Mediante la Ley de Emergencia Forestal se ha logrado un paso fundamental al disponer una suspensión temporaria, es decir una moratoria, hasta contar con información sobre la crítica situación del monte provincial y avanzar en el ordenamiento territorial”, declaró Juan Casavelos de la Campaña de Biodiversidad de Greenpeace.

En tanto, la segunda ley se basa en el programa formulado por la Mesa Agroforestal Santafesina, que se denomina "Bosques para Siempre" y “propone prácticas de manejo sustentable para que los productores puedan acceder a los incentivos económicos y al mismo tiempo actividades de capacitación, asistencia técnica y difusión”, declaró Martín Simón Coordinador de la Mesa Agroforestal Santafesina.

Greenpeace reclama una moratoria que ponga a resguardo el último tercio que aún queda del bosque nativo argentino. No se trata de una propuesta descabellada ni extremista, si no de una gran urgencia, los hechos lo demuestran: en Entre Ríos se ha declarado la emergencia ambiental por vía judicial, en Santiago del Estero la Intervención Federal a cargo de Pablo Lanusse también dispuso la suspensión de los desmontes también y ahora se suma Santa Fe mediante una ley.

“Esta moratoria, es un ejemplo más que señala el camino que debería seguirse en todo el país, lo que se logró Santa Fe es de un enorme valor ya que sirve de antecedente para otras provincias y también para la administración de Néstor Kirchner”, remarcó Casavelos.

A contramano de una tendencia; el gobernador de Salta, Juan Carlos Romero, insiste en seguir permitiendo grandes desmontes en su provincia. Romero desafectó y remató recientemente la Reserva Natural Provincial de Pizarro para desmontarla y convertirla en cenizas.