Vientos de cambio: inauguran otro molino que generará energía eólica para un poblado pampeano

Noticia - 14 febrero, 2004
Decenas de niños llevaron molinillos para darle la bienvenida a “El Huracán”, en una actividad organizada por Greenpeace para celebrar otro avance de las propuestas que promueve la entidad para el sector energético.

Superando problemas financieros y burocráticos, la cooperativa pampeana Cosega finalmente inauguró este mediodía un nuevo molino eólico que abastecerá el 25% de la demanda energética local, en un nuevo paso hacia el desarrollo de esta fuente de energía limpia. Greenpeace, organización que fue invitada especialmente al acto, destacó la iniciativa y exhortó al gobierno nacional a impulsar esta clase de iniciativas poniendo en plena vigencia la Ley de Promoción Eólica y terminando con los subsidios a las energías sucias.

 

El molino, bautizado “El Huracán”, fue escoltado por decenas de niños y estudiantes durante el acto, portando molinillos e insignias de Greenpeace para festejar otro avance de las propuestas que promueve la entidad para el sector energético. Este generador se sumará a “El Pampero”, molino que fuera inaugurado en el año 2003, luego que la empresa superara dificultades como el corralito financiero y restricciones burocráticas en la Aduana.

 

“La energía eólica no solo supone una solución a graves problemas ambientales como el calentamiento global y la contaminación generados por otras fuentes de energía, si no que su desarrollo trae aparejados importantes beneficios para la sociedad en términos de generación de empleo y activación de diferentes sectores industriales”, dijo Mariana Walter, coordinadora de Propuestas de Greenpeace Argentina.

 

Con la inauguración del molino, la población de General Acha se abastecerá en un 25% con energía limpia y renovable. El acto, realizado en el Parque Eólico de General Acha (a 15 km. de esta localidad), estuvo presidido por el titular de Cosega, Roberto Zamora, y al mismo asistieron autoridades gubernamentales, empresarios del sector energético, fuerzas vivas locales y el público en general.

 

El plan original por la adquisición de estos dos equipos eólicos se vio estancado repentinamente en el año 2001 y 2002 por la imposibilidad de disponer de los fondos de la Cooperativa depositados en entidades bancarias; el ‘corralito’ también había afectado las inversiones. Sin embargo, Cosega pudo superar estos inconvenientes.

 

La nueva instalación en La Pampa eleva la potencia total de los equipos eólicos en la Argentina a 26.560 kW en unos 10 emprendimientos desarrollados, casi en su totalidad, por cooperativas eléctricas, que han jugado un rol protagónico en el desarrollo de esta fuente energética en el país, a pesar de innumerables dificultades burocráticas y financieras. Existen equipos eólicos produciendo energía en las provincia de Buenos Aires, Neuquén, Chubut, Santa Cruz y La Pampa.

 

Simultáneamente, durante la mañana, sesionó la Cámara Argentina de Generadores Eólicos (CADGE), donde se analizó el nuevo escenario económico, y la posibilidad de nuevas oportunidades de desarrollo. La CADGE agrupa a generadores eólicos, productores, inversores, emprendedores y cooperativas. Greenpeace y el Centro Regional de Energía Eólica de Chubut, que participaron de esa reunión, son miembros honorarios de esta cámara, en reconocimiento a su trabajo para promover esta alternativa energética.

 

“De esta forma, el sector eólico luego de la crisis económica se reorganiza en la búsqueda de reactivar el enorme potencial que posee el país en materia de energía eólica. Greenpeace se encuentra impulsando el desarrollo de diversas propuestas en el país, y considera que la energía eólica y la energía solar son ejemplos de soluciones a problemas ambientales”, explicó Walter.

 

Greenpeace viene impulsando, a través de su campaña Propuestas Greenpeace, alternativas tecnológicas que concilien la protección ambiental con el desarrollo económico y social, tales como la certificación ecológica de la madera, sistema de refrigeración no contaminante, promoción de energías limpias y renovables como la solar y la eólica.

 

La energía eólica es una de las opciones energéticas limpias más competitivas que existen en la actualidad y su desarrollo es vertiginoso en todo el mundo. Su crecimiento global en los últimos 5 años ha estado en un promedio de más del 32%, muy por encima del resto de las fuentes energéticas.

 

“Hemos concretado la primer etapa del proyecto que indudablemente no ha sido nada fácil, debido a las condiciones adversas promovidas por distintos organismos oficiales del país", dijo Zamora. "La instalación de dos aerogeneradores a las puertas del oeste pampeano y la patagonia argentina son un símbolo de lo que pueden hacer las cooperativas cuando se fijan objetivos o desafíos claros, que no son comunes, y que solamente el esfuerzo solidario y la tenacidad de un Consejo Administrativo, pudo concretar pese a todos los obstáculos que hubo por medio", explicó.

 

“La energía eólica es una fuente de energía y una industria con enorme futuro y potencial en la Argentina, para desarrollarlo hacen falta nada más que decisiones políticas adecuadas”, señaló por su parte Juan Carlos Villalonga, director de Campañas de Greenpeace Argentina.

 

Entra las prioridades señaladas por Greenpeace para favorecer el desarrollo eólico está la plena aplicación de la Ley Nacional 25.019 que fue aprobada por el Congreso en 1998 y aún existen dificultades en su aplicación.