Greenpeace consideró un avance la multa impuesta a Bibiloni por no cumplir con la sentencia que obliga al Estado a sanear el Riachuelo

Comunicado de prensa - 31 agosto, 2010
Buenos Aires, 31 de agosto de 2010 — Greenpeace destacó la decisión del Juez Luis Armella de multar a Homero Bibiloni, Presidente de la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR), con  4 mil pesos diarios por incumplir con los objetivos fijados en la histórica sentencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que obliga al Estado a sanear el Riachuelo.

La multa que se aplicará a partir de este miércoles será de 1.000 pesos diarios por cada objetivo incumplido: la implementación de un sistema internacional de medición, la existencia de un mecanismo de información pública, las pautas fijadas sobre contaminación de origen industrial y el saneamiento de basurales.

Los ambientalistas destacaron que entre los considerandos tomados por el juez para la aplicación de multas, se encuentra la propuesta de establecer  “metas progresivas y plazos concretos con el fin de llegar a cero vertido de sustancias peligrosas para el año 2020”, elevada oportunamente por el Cuerpo Colegiado de Control[1], que debería aplicarse para logar una real recomposición de la Cuenca Matanza Riachuelo.

“La aplicación de estas multas nos parece un paso decisivo para cortar con la desidia que existe en la gestión de la Cuenca, esperamos que esta nueva medida impulse a nuestras máximas autoridades gubernamentales, a tomar una real voluntad política para sanear de una vez por todas el Riachuelo”  manifestó Martín Prieto Director Ejecutivo de Greenpeace.  
 
Contactos para más información:
+ Martín Prieto, director Ejecutivo de Greenpeace, al (011) 15.6413.8135
+ Consuelo Bilbao, coordinadora Unidad Política de Greenpeace, al (011)  15.6413.3624
+ Gonzalo Girolami, jefe de Prensa de Greenpeace al (011) 15.3338.3961
+ Mariana Ciaschini, coordinadora de Prensa de Greenpeace al (011) 15.6971.2695
+ Oficina de Prensa de Greenpeace: (011) 45518811, int. 126/122/ 139