Greenpeace le demanda a Alemania que no financie energía atómica en Brasil

Comunicado de prensa - 16 noviembre, 2011
16 de noviembre de 2011, Buenos Aires, Argentina.- Activistas de Greenpeace se manifestaron esta mañana en la embajada alemana en la Ciudad de Buenos Aires, contra la decisión de ese país de financiar la construcción de una tercera central atómica en Brasil. En la puerta de acceso a la embajada ubicada en el barrio porteño de Belgrano, los activistas desplegaron una bandera con el pedido: “Alemania: no financies energía nuclear en Brasil”.

Imágenes disponibles en:

http://images.greenpeace.org.ar/prensa/GPA_NuclearAlemania_01.jpg


http://images.greenpeace.org.ar/prensa/GPA_NuclearAlemania_02.jpg

http://images.greenpeace.org.ar/prensa/GPA_NuclearAlemania_03.jpg

© Grenpeace / Martin Katz

En el mes de junio, luego de la tragedia nuclear de Fukushima y que miles de familias  tuvieran que ser evacuadas por la radiación que liberó la planta, Alemania anunció un plan para abandonar progresivamente la energía atómica para 2022 y reemplazarla con energías renovables. Sin embargo, hace días se conoció que el país europeo extendió una garantía crediticia a través de la cual invertirá 1.300 millones de Euros en la finalización de la central atómica Angra III –el 25% del total- en el estado de Río de Janeiro, Brasil (1).

“La decisión del gobierno alemán de abandonar la energía atómica  es fundamental para alcanzar un futuro más seguro y limpio, pero de nada sirve si al mismo tiempo exporta esa tecnología cara y riesgosa a países en crecimiento, como Brasil”, declaró Mauro Fernández, integrante de la campaña de Clima y Energía de Greenpeace Argentina.

En el marco de una “semana de acción” convocada por la organización alemana Urgewald (2) contra la esta garantía de crédito a Angra III, activistas en Europa y Latinoamérica demandaron a Alemania que adopte políticas coherentes en cuanto al uso de esta energía y avance realmente hacia un futuro global libre de energía atómica.

Argentina y Brasil son los únicos países de Sudamérica que cuentan con reactores nucleares para la generación de energía y, paradójicamente, dos de los que poseen mayor potencial para desarrollar energías renovables. “Está en nuestras manos acabar con la era nuclear y aprovechar de la forma más eficiente los recursos con los que contamos, invirtiendo en energías renovables como la eólica o la solar”, sostuvo Fernández y finalizó: “Al mismo tiempo que exigimos abandonar los riesgos nucleares en Argentina, nos solidarizamos con los activistas brasileros en este reclamo por una Sudamérica libre de energía atómica”.


Notas:

(1) La construcción de Angra III se inició en 1984 durante la dictadura militar que gobernó Brasil hasta 1985, fue suspendida un año más tarde y reanudó su construcción recién en junio de 2010, bajo el gobierno del presidente Lula Da Silva. Fuente: http://www.iaea.org/programmes/a2/

(2) http://urgewald.org/kampagne/ich-bin-doch-kein-atomb%C3%BCrger/protestaktion

 

Contactos para más información:

En Argentina: Mauro Fernández, campaña Clima y Energía, Greenpeace Argentina: +54 911 3304 3325

En Brasil (en portugués): Pedro Torres, campaña Clima y Energía, Greenpeace Brasil: +55 11 8472 3555


PRENSA

+ Gustavo Stancanelli, jefe de Prensa de Greenpeace, 011.15.3761.2969

+ Sol Gosetti, Productora de Prensa de Greenpeace: 011 15.3226.2600

Temas