Los países firman el acuerdo climático de París en las Naciones Unidas

Comenta
Prensa - 22 abril, 2016
Nueva York - El acuerdo de París marcó un momento histórico para el multilateralismo, en el que los gobiernos se comprometieron a emprender acciones colectivas para construir un futuro más seguro y limpio. El alto nivel de participación e involucramiento en la ceremonia de firma del Acuerdo de París reafirma cuán comprometido está el mundo en liberarse de su adicción a los combustibles fósiles y pasar a una nueva era de energías limpias y renovables.

Greenpeace: el acuerdo es el comienzo, los gobiernos deben continuar el camino para salvar el clima del planeta.

“Para muchos países el hecho de firmar en la primera instancia es un indicador real del apoyo contundente que existe para convertir al Acuerdo de París en acciones climáticas concretas. París creó el impulso para el cambio; los gobiernos ahora deben continuar con acciones urgentes y específicas para terminar con las emisiones de carbono, salvar a nuestros bosques y proteger a nuestros océanos”, dijo Jennifer Morgan, Directora Ejecutiva de Greenpeace Internacional.

“Las decisiones incluidas en el Acuerdo de París ahora deben ser incorporadas a las decisiones gubernamentales y corporativas, liberándonos de los combustibles fósiles. Nuevas exploraciones sobre combustibles fósiles no son consistentes con los objetivos de este Acuerdo”, agregó Morgan.

La información más reciente refuerza la urgencia de las acciones a tomar. Los tres primeros meses de 2016 fueron los más calurosos hasta ahora - en febrero, las temperaturas llegaron a ser 1, 35°C más altas que el promedio. El derretimiento de las capas de hielo de Groenlandia está sucediendo a un ritmo sin precedentes.

La naturaleza nos está diciendo que el tiempo se está acabando de manera muy rápida. Son necesarias acciones urgentes de todo los países”, dijo Morgan.

Sin embargo hay signos prometedores que el cambio necesario está sucediendo. La revolución de la energía sustentable se está acelerando - el 90% del nuevo poder generado partió de formas renovables en 2015, según la Agencia Internacional de Energía (IEA); el consumo de carbón en China sigue disminuyendo; la energía global relacionada con emisiones de CO2 se mantuvo estable por segundo año consecutivo. Ahora esas emisiones deben empezar a disminuir rápidamente hacia cero para mitad de siglo.

“Hay muchas razones para esperanzarse, pero la esperanza terminará si no vemos más acciones rápidamente”, agregó Bunny McDiarmid, Directora Ejecutiva de Greenpeace Internacional.

Más gente que nunca antes se movilizó por el bien público y nuestro clima en 2015; esta ola global de poder público ayudó a llegar al Acuerdo de París. La gente va a estar pendiente hasta que los combustibles fósiles sean historia y haya justicia climática”, agregó McDiarmid.

 

 

Etiquetas
Aún no hay comentarios Agregar un comentario

¿Quieres dejar un comentario? 

Para publicar un comentario necesitas estar registrado.