Salvemos la Amazonia: No a la mega represa en el Río Tapajós

Prensa - 22 marzo, 2016
El río Tapajós, en el corazón de la Amazonia, es el hogar de miles de personas y alberga una incomparable biodiversidad. Este paraíso podría desaparecer si se lleva a cabo el proyecto de mega represa de São Luiz doTapajós.

Ahora mismo las aguas del río Tapajós fluyen sin obstáculos, cruzando la espesura de la selva amazónica. Estas aguas están repletas de vida, incluyendo los raros delfines rosados del amazonas. Sus orillas y playas son el hogar de cientos de especies de aves, anfibios y reptiles, así como mamíferos como el jaguar, el oso hormiguero gigante y el ocelote.

Miles de indígenas de la tribu Mundurukú dependen de este río y de su correcto funcionamiento como ecosistema para mantener su manera de vivir, una cultura de muchos siglos. Pero todo esto podría cambiar si el Gobierno brasileño decide seguir con sus planes para construir un conjunto de cuarenta presas a lo largo del río Tapajós.

El más grande de estos proyectos, la mega represa São Luiz do Tapajós, supondría construir un muro de 7,6 kilómetros, e inundaría una superficie del tamaño de la ciudad de Nueva York (729 km²). En el proceso se llevaría por delante lagos, formaciones rocosas, islas y otros hábitats de interés ecológico. Y también inundaría algunas de las tierras tradicionales del pueblo Mundurukú.

Construir esta mega represa supondría la destrucción del equilibrio ambiental de la región,y la desaparición de la forma de vida de las comunidades que dependen de él.

Por este motivo, activistas de Greenpeace Brasil se han unido este pasado fin de semana a los jefes de la tribu Mundurukú. Expresaron su rechazo a este proyecto con pancartas como “Dejen correr el río Tapajós” o “Amazonia Libre de Presas. Río Tapajós vivo”.

El pueblo Mundurukú lucha contra estos proyectos en sus territorios desde hace décadas,pero el Gobierno falló estrepitosamente a la hora de consultar a las comunidades durante el proceso de planificación de la mega represa de São Luiz do Tapajós.

En su lugar, los intereses políticos se basan en los beneficios de las grandes corporaciones, alimentando el círculo vicioso de la corrupción y el mal uso del dinero público. Otras represas en la Amazonía, como la gran presa de Belo Monte en el río Xingu forman parte ya de la mayor investigación que se está realizando actualmente sobre corrupción en Brasil.

Además, hay otras formas altenativas de cumplir con la demanda energética de Brasil. Las energías renovables, como la solar y eólica, podrían satisfacer las necesidades de abastecimiento de todos los brasileños, sin destruir la biodiversidad y la forma de vida de las comunidades locales.

Hoy queremos pedirte tu apoyo. Te necesitamos para ayudar a los Mundurukú. Juntos podremos contra el proyecto de mega represa que inundaría su territorio. Súmate haciendo click aquí.