Con el apoyo de sus socios y comunidades de Chiloé, Greenpeace denuncia a gobierno como responsable por la crisis de la isla

Noticias - 14 septiembre, 2016
En esto días, Greenpeace reabrió el debate respecto a la crisis de Chiloé, al dar a conocer el resultado de su estudio realizado entre los meses de mayo y agosto, el cual reveló que “si bien la evidencia permite afirmar que la zona ya estaba afectada por blooms de algas, la autorización por parte del gobierno de verter casi 5 mil toneladas de salmones actuó como un "fertilizante" potenciador de este bloom, aumentando su magnitud, intensidad y alcance, lo que desencadenó en la crisis social y ambiental que vimos en Chiloé. Una medida del gobierno tomada apresuradamente, desconociendo la regulación nacional y violando los compromisos internacionales sobre la materia”.

Estos resultados reabrieron el debate dado que el informe de la comisión científica del gobierno encargada de determinar las causas de la crisis, responsabilizan a causas naturales como la alta radiación solar y el calentamiento global.

Por esta razón, Greenpeace fue invitado, junto al comité científico del  Gobierno, a presentar los resultados de su investigación al senado. En la presentación, el Director de Greenpeace en Chile, Matías Asún, explicó a la audiencia, en la que se encontraba el Subsecretario de Pesca, Raúl Súnico, que: “la autorización del vertido de salmones actuó como fertilizante del bloom de algas. Es claro que el gobierno no tenía información suficiente y actuó apresuradamente, favoreciendo a las empresas salmoneras. Así, si bien se enfrentó una emergencia, el propio gobierno ha reconocido que no hizo un análisis apropiado, ni tomó muestras en el sitio del vertido para justificar sus decisiones a pesar del riesgo evidente de actuar de ese modo. En efecto, por todas estas razones, las autoridades no entregaron información suficiente a la Convención de Londres, utilizándola únicamente como mecanismo para legitimar la decisión.”

Las comunidades de Chiloé también han estado presente en el debate y han manifestado que “El 91% de los chilotes cree en el informe de Greenpeace. Lo que se siente en Chiloé es un abandono total del gobierno y una indolencia tremenda respeCto de cómo se abordan estos problemas. El pésimo manejo que tuvo el gobierno de Chile de la crisis no solo es ambiental sino también social”.

Greenpeace en su campaña insta a las comunidades de Chiloé y las costas amenazadas por situaciones de riesgo similares a mantener sus demandas para preservar su mar y los valiosos recursos que alberga. Además, Greenpeace se encuentra realizando una campaña de petición de firmas ciudadanas en www.greenpeace.cl para exigir que jamás una situación como esta vuelva a repetirse.