Greenpeace y declaración judicial de ex subsecretario Raúl Súnico: “Ojalá ahora sea un vertimiento de explicaciones”

Noticias - 4 abril, 2017
Santiago, 4 de abril de 2017 - Tras una serie de dilataciones, finalmente, y en calidad de imputado, el ex subsecretario de Pesca y Acuicultura, Raúl Súnico, ha debido responder a las dudas que la Fiscalía de Los Lagos le ha planteado respecto de su actuar en el controvertido permiso de vertimiento de 9.000 toneladas de salmones en descomposición frente a las costas de Chiloé y que gatilló una de crisis medioambientales más graves de los últimos años en el país.

“Si las autoridades hasta ahora no han querido dar la cara a los chilotes para explicar su proceder, al menos que lo hagan ante la justicia"

 

Por fin, y tras dilatar su comparecencia, el ex subsecretario Súnico finalmente ha debido explicar a la Fiscalía de Los Lagos las razones que llevaron al vertimiento de salmones en descomposición frente a las costas de Chiloé. Si las autoridades hasta ahora no han querido dar la cara a los chilotes para explicar su proceder, al menos que lo hagan ante la justicia. Lo que pasó en Chiloé no puede volver a repetirse y por eso es que más de 140.000 personas han adherido a la campaña mundial Salvemos lo mares del fin del mundo, la cual busca alertar respecto del avance de la salmonicultura en la Región de Magallanes para así evitar otra tragedia como la que enfrentó Chiloé”, dice Matías Asun, director nacional de Greenpeace en Chile.

En efecto, la Fiscalía de Los Lagos, desde mayo del año pasado, inició una investigación de oficio para investigar la comisión de posibles ilícitos y responsabilidades penales relacionadas con el vertimiento al mar de especies salmonídeas en descomposición.

En este sentido, el jefe regional del Ministerio Público aclaró en su momento que se trataba de una indagatoria relevante puesto que los temas medioambientales eran una de las prioridades para la Fiscalía de Los Lagos.

El ex subsecretario Raúl Súnico presentó su renuncia a comienzos de año después que una investigación periodística dejara en evidencia 34 boletas que su cónyuge emitió para la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipe), información que el entonces subsecretario mantuvo en reserva pese a que la entidad era investigada por financiamiento político ilegal.