Greenpeace desplegó lienzo en inicio de reunión pesquera internacional

Prensa - 30 enero, 2012
En el frontis del hotel W, organización insistió en su llamado a Chile y a los demás países participantes a hacer esfuerzos más audaces para salvar el jurel.

Hoy en la mañana, en el frontis del hotel W. ©Greenpeace/Lorenzo Moscia

 

Con una sorpresiva acción de Greenpeace se inició una reunión muy importante en la ciudad de Santiago, a la que asisten 15 países y la Unión Europea. Ella busca instaurar una Organización Regional de Pesca del Pacífico Sur.

Este evento, que partió este lunes 30 de enero y se extiende hasta el próximo viernes 3 de febrero, enfrentará como tema central la posibilidad cierta de la extinción del jurel, especie que hasta hace poco era la principal pesquería de Chile y que ha sido interés creciente de la flota internacional.

En ese contexto, Greenpeace desplegó un lienzo gigante desde la fachada del Hotel W, donde se realiza la actividad, con la leyenda SALVEN AL JUREL.

El encargado de campañas de Greenpeace y delegado de la reunión internacional, Samuel Leiva, afirmó que “la reunión es clave para la protección del recurso, pero el incumplimiento de las medidas y las denuncias de información de capturas falsas hacen peligrar los acuerdos de manejo de los recursos pesqueros en el océano más grande del mundo, justamente violando el objetivo de las negociaciones, lo que ha puesto al recurso en una muy difícil posición. Por tal razón  es fundamental que el gobierno de Chile y las demás delegaciones hagan esfuerzos mucho mayores que los que han anunciado”.

Parte de la actividad incluyó el despliegue de un lienzo desde una de las habitaciones del hotel W, sede de las reuniones de la ORP.

 
Leiva explicó que “el jurel, que era la pesquería más importante de Chile, ha disminuido su biomasa al nivel histórico más bajo, reduciéndose aproximadamente en 75 por ciento en 10 años. Lamentablemente, en la reunión anterior en Cali, los países se comprometieron a tomar medidas que después no cumplieron, especial y lamentablemente Perú, país que capturó 6 veces más de lo acordado”.

La reunión deberá además resolver las denuncias de doble reporte de captura por parte de la Flota Rusa, la cual, en conjunto con naves de Perú, informó capturas por 40.000 toneladas por su barco factoría Lafayette. Sin embargo una reciente inspección por parte de la Comunidad Europea halló que era muy difícil que el Lafayette haya estado activamente pescando de acuerdo a la definición de la ORP. Esto cuestiona gravemente la veracidad las capturas informadas por Rusia y Perú el año 2010.

“Rechazamos cualquier incumplimiento a las medidas de manejo que se han tratado de implementar porque ponen una mayor presión sobre un recurso que se encuentra al borde del colapso. Lamentablemente Perú, Ecuador, Rusia, China y Corea no lo ven de esa manera”, señaló Leiva.

Es fundamental que el Gobierno de Chile y las demás delegaciones hagan esfuerzos mucho mayores que los que han anunciado.

Samuel Leiva

El representante de Greenpeace pidió a los delegados que asistirán a la reunión que “se reduzcan de manera permanente las capturas de jurel, conforme a las recomendaciones científicas. Que se adopten medidas concretas para garantizar la sostenibilidad de los recursos a largo plazo, basadas en el enfoque ecosistémico y el principio precautorio. Y que se ratifique la Convención para que las medidas actualmente interinas y voluntarias sean vinculantes para proteger al jurel”.

 

Luego de desplegar el lienzo, Greenpeace hizo un llamado “a informarse, porque esto tiene efectos reales en las vidas de muchas personas, debido a que están en juego el derecho a seguir comiendo jurel, el cuidado de los recursos y ecosistemas marinos y la economía de muchas comunidades a lo largo de la costa sudamericana”.

Temas