El cambio climático existe, es real, lo palpamos cada vez más de cerca con los fenómenos que ocurren cada día en el mundo. Es sin dudas una de las problemáticas más graves que amenaza a nuestro planeta. Sin embargo, algunos países están mejor preparados para enfrentarlo que otros. Esto es lo que muestra un mapa elaborado por el sitio británico Eco Experts. ¿Quieres saber en qué lugar del mapa está Colombia? Sigue leyendo.

Algunos de los factores que se consideraron para elaborar este mapa son: capacidad tecnológica del país, calidad de la infraestructura, estabilidad política y capacidad de los líderes para adoptar medidas de prevención. Teniendo en cuenta estas variables el mapa va desde el color verde, que representa a los países mejor preparados, al color rojo que muestra a los países más vulnerables.

En Sudamérica Uruguay y Chile son los únicos países que aparecen en verde. Colombia aparece en anaranjado como el resto de los países del sur del continente. Esto significa que, si bien no es el país más vulnerable, tampoco está en óptimas condiciones de afrontar el cambio climático.

En el resto del mundo, las naciones mejor preparadas son Dinamarca, Nueva Zelanda, Noruega, Singapur y Reino Unido.  Países como Chad, República Centroafricana, Eritrea, Burundi y Sudán son, por el contrario, los que tienen menos posibilidades de enfrentar el cambio climático.

Tener en cuenta esta información puede ayudar a concientizar a los países para adoptar medidas más serias que tiendan a reducir los efectos del calentamiento global además de respetar los compromisos climáticos globales como el Acuerdo de París.

Durante este siglo, el aumento del nivel del mar, la inseguridad alimentaria y los fenómenos climáticos, alcanzarán proporciones críticas. Desde Greenpeace estamos convencidos de que tenemos los medios para cambiar esta situación, solo tenemos que actuar lo antes posible. ¿Cómo? Una buena manera de empezar es dejar de quemar combustibles fósiles que aumentan la temperatura del planeta y dar el salto hacia las energías renovables como el sol o el viento. Con ese cambio ya estamos favoreciendo al clima global.

Además creemos que cada uno desde su lugar puede tomar pequeñas medidas para ayudar. Es importante frenar y pensar sobre el impacto que estamos teniendo sobre el planeta. Piensa cómo estás viviendo tu vida, qué cantidad de desechos estás produciendo, qué tan lejos estás viajando, qué comida estás comiendo, qué compras…Todo puede hacer la diferencia. Trata de influir a otros para que sean más conscientes, presiona a las corporaciones. Hay pocas formas más eficaces de hacer la diferencia que salir y gritar fuerte pero pacíficamente. Es difícil convencer a las personas de que se replanteen su visión del mundo o de que pongan al planeta en primer lugar pero esto es lo que necesitamos que pase para lograr el cambio.

Fuente: Veo Verde

También te puede interesar: CAMBIO CLIMÁTICO COMBUSTIBLE DE HURACANES