“Tumor maligno” leyó Ana en los resultados de sus estudios y sintió que el mundo “se le venía encima”. Pero, lejos de bajar los brazos, los alzó y bien altos.  

Ana Cecilia Niño Robles es una colombiana que nació y vivió durante varios años cerca de una fábrica de Eternit-Colombia. Esto hizo que su cuerpo estuviera expuesto al asbesto: una fibra cancerígena que se utiliza para producir tejas y otros productos. A los 40 años fue diagnosticada de un cáncer que se produce por respirar fibras volátiles de asbesto. “Inextinguible” es un documental que cuenta esta triste historia.

Cuando Ana se enteró de su enfermedad decidió luchar para que, de una vez por todas, se prohíba el asbesto no solo en Colombia sino en todo Latinoamérica. Por eso creó una petición en la plataforma Hagamos Eco para juntar firmas y lograr este objetivo. Pero murió antes de poder cumplirlo. Hoy, su marido Daniel, es quien continúa la lucha de Ana y quiere tener una cita con el Presidente Santos para que conozca el sueño de su esposa y actúe para evitar la muerte de otros cientos de colombianos que respiran asbesto todos los días.

 

Muchos dicen que esta sustancia no produce muertes, pero en Colombia mueren 320 personas al año por el asbesto.  Ana ya no puede luchar, pero nosotros sí. FIRMA la petición en Hagamos Eco para prohibir el asbesto en Latinoamérica. Haz click aquí.