Bogotá se moviliza por el cambio climático.

Noticia - 26 noviembre, 2015
Bogotá – Organizaciones ambientales y comunidades de todo el país convocan a participar en la marcha Todos por nuestra madre tierra el próximo 29 de noviembre.

La iniciativa surge en vísperas de la Cumbre de Cambio Climático que tendrá lugar en Paris a partir del 30 de noviembre y donde más de 190 representantes de países de todo el mundo estarán reunidos para llegar a un acuerdo global que permita detener el calentamiento del planeta, provocado por la emisión de gases de efecto invernadero.

En Bogotá, la movilización se inicia a las 10:30 am, con un recorrido en silencio desde la Universidad Nacional de Colombia, haciendo una parada en el Ministerio de Minas y llegando al Centro Comercial Gran Estación. “Es una invitación a que todos los habitantes de este planeta entendamos que mas allá de que los lideres políticos a nivel mundial estén tomando decisiones sobre el futuro de este planeta, los cambios se verán cuando cada persona asuma su responsabilidad frente al cambio climático.” Aseguró Wuay Kako Representante de “La Voz de la madre Tierra”.

El objetivo de la movilización es hacerle saber a los gobernantes que la sociedad civil está organizada y comprometida para exigir un compromiso real en la lucha contra el cambio climático y la utilización desmedida de energías fósiles. “Es un momento histórico que no se va a repetir. Avanzamos como planeta o tendremos que arrepentirnos durante décadas de no haber presionado lo suficiente por un acuerdo ambicioso. Esta es la marcha que nadie calla, porque es la manifestación de la gente. “ manifestó Ana Suarez Coordinadora de campañas para AVAAZ  de América Latina.

La propuesta del gobierno Colombiano para la Cumbre consiste en reducir en un 20 por ciento las emisiones de gases de efecto invernadero, pero las organizaciones exigen coherencia entre esas promesas y las políticas del gobierno local, pues hasta el momento la locomotora minero-energética sigue destruyendo ecosistemas estratégicos y contaminando las fuentes de agua que nutren mas del 85% de la población colombiana. “Mientras el gobierno nacional no asuma y promueva políticas radicales que prohíban por ejemplo la minería de carbón en zonas de páramo, va a ser muy difícil hacer contribuciones reales y efectivas a la mitigación y adaptación al cambio climático”, aseguró Silvia Gómez representante de Greenpeace en Colombia.

La quema de carbón como fuente de energía es una de las principales causas del cambio climático, es una pésima opción, la más contaminante y la que más contribuye al calentamiento global, que es la peor amenaza ambiental que enfrenta la humanidad. Además, el carbón como fuente de energía genera la contaminación del agua, los suelos, la vegetación y del aire de las zonas aledañas y numerosos y graves impactos sobre la salud humana.