Los errores de Shell son una oportunidad para que Obama proteja el Ártico.

Kumi Naidoo, Director Ejecutivo de Greenpeace Internacional

Agrega un comentario
Noticia - 1 marzo, 2013
Esta semana la empresa Shell anunció que cancelaba sus planes de perforar el Ártico en busca de petróleo durante este año. Con ese motivo Kumi Naidoo, Director Ejecutivo de Greenpeace Internacional, escribió unas palabras sobre lo que significa esta desición para Greenpeace y para las más de 2 millones de personas que, en todo el mundo están defendiendo a la región más frágil del planeta para que ninguna industria pueda hacerle daño. Lo compartimos con ustedes:

Anoche sucedió algo inesperado: una de las empresas petroleras más grandes del mundo - Shell – tomó una decisión muy importante al reconocer que la industria petrolera no puede operar con seguridad en el Ártico. Una decisión que significa un año de alivio para las personas y la vida silvestre del Ártico.

Shell, una empresa con uno de los peores registros en materia de derechos humanos y en comportamiento ambiental en la historia,canceló sus planes de perforar este verano en el Ártico de Alaska. Un final apropiado para una tragicomedia que duró un año y estuvo llena de errores. Un año que comenzó con alardes y bravuconadas y terminó en una serie de accidentes y violaciones descaradas a las normas de seguridad que hicieron que Shell terminara muy lejos del Ártico. La conclusión es que, con los riesgos extremos que implica, nadie ni hoy ni nunca estará listo para operar en la zona.

El presidente Obama lo sospechó el mes pasado cuando ordenó una investigación federal sobre el Programa de perforación de Shell en el Ártico. La Guardia Costera de los EE.UU. confirmó nuestros temores la semana pasada, cuando encontró en la plataforma, que encalló a fines del año pasado en Alaska, 16 violaciones a las normas de seguridad. Corresponde ahora al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prohibir definitivamente la entrada de Shell al Ártico.

Millones de nosotros hemos estado pidiendo a gritos a Shell que dé marcha atrás y deje el Ártico en paz. Millones de personas pedimos que la zona deshabitada alrededor del Polo Norte sea declarada área protegida. Porque sabemos que a pesar de las grandes promesas de Shell de ser el mejor, la empresa fue poniendo al Ártico en peligro todos y cada uno de los días que operaba allí.

Ante un posible pésimo resultado frente a las evaluaciones del Departamento de Investigación del Interior de los EEUU y, siendo conscientes de que sus plataformas están rotas y que ya no llegaban a ser reparadas a tiempo para perforar este año, la gestión de Shell hizo lo único que podía: tirar del enchufe antes de que fuera tirado por ellos.

Entonces, ¿qué significa esto para el Ártico? Esto significa un año más para que las comunidades indígenas puedan pescar y cazar y vivir de la tierra, sin temor a un desastre inminente. Un año más para que los narvales puedan nadar en los mares vírgenes. Para que los osos polares y sus cachorros puedan vivir libremente.

También significa un año más para nuestro movimiento se una, crezca más fuerte y aspire a lograr la prohibición definitiva de perforaciones industriales en el Ártico. Tenemos un año para aumentar la presión para lograr un acuerdo global, para lograr la prohibición de todo tipo de pesca y perforación industrial, para crear una protección que dure para siempre, no sólo un año, y que se aplique a todas las empresas, no sólo a una.

Shell no es la única que tiene al Ártico en la mira.

Statoil es otra empresa que está apuntando a la zona desde Alaska hasta Groenlandia y Noruega. Sus gastos en investigación y desarrollo aumentaron y planea perforar más al norte que cualquier otra persona. La rusa Gazprom quiere producir petróleo por primera vez desde el Ártico en alta mar, pero su equipamiento es pobre y su plan de respuesta en caso de derrame es inútil. Esto demuestra lo imprudente que son las ambiciones de las empresas en el Ártico. Rosneft está abriendo zonas del lejano mar de Kara como parte de una iniciativa de $ 500 mil millones con Exxon para extraer petróleo. La perforación podría comenzar el próximo año. ConoccoPhilips tiene planes presentados al gobierno de EE.UU. para perforar en el Mar de Chukchi, frente a Alaska en el 2014. Y el gigante energético canadiense Husky tiene sus ojos puestos en la Bahía de Baffin en Groenlandia, donde la perforación podría incluso comenzar a finales de este año.

En mayo de 2012, Greenpeace publicó el informe “Out in the Cold” donde analizó los riesgos financieros que enfrentan Shell - y por lo tanto por sus inversores - en el intento de perforar en el Ártico. Los riesgos son casi demasiados, desde preguntas acerca de la viabilidad comercial de algunas propuestas hasta sobre los planes de respuesta ante casos de derrames que resultan inadecuados y que ninguna empresa – no sólo Shell sino cualquier otra con ambiciones de perforar en el Ártico – pueden cumplir.

El verano desastroso de Shell en el mar de Chukchi demostró cada uno de esos riesgos: las amenazas reales y presentes a quienes invirtieron en Shell - con $ 5 mil millones ya gastados y perdidos, y considerables costos adicionales en que los que se incurrirá durante el 2013. La lucha no ha terminado, y no debemos detenernos aquí.

El próximo mes, un grupo de representantes indígenas del Ártico, celebridades, activistas de Greenpeace y guías scout se embarcarán en una misión a través del esplendor del Ártico, en nombre de casi tres millones de personas para plantar una bandera en el lecho marino en el Polo Norte; una bandera para el futuro diseñada por los jóvenes del mundo que saben que este lugar le pertenece a todos nosotros, no a un país o una sociedad anónima.

Así que podemos dar un suspiro de alivio por el Ártico, disfrutar de un momento para reflexionar, incluso reírnos un poco de Shell. Pero después llegará el momento de ponernos la botas y para eso necesitamos que te unas a nosotros y estés en la primera línea. Estaremos allí para exigir justicia climática, la paz y promoviendo el cambio. Sumate a nosotros.

Pídele al presidente de EEUU, barack Obama, que prohiba definitivamente la explotación industrial en el Ártico. Haz  click aquí

Categorías
No se encontraron comentarios Agregar un comentario

Publicar un comentario 

Complete the fields below to leave a comment without registering
Atención: Los campos obligatorios están marcados con un asterisco (*).

info

Correo electrónico