Fukushima: La crisis nuclear aún no está controlada

Agrega un comentario
Noticia - 20 julio, 2011
Internacional, 20 de julio de 2011 - El ministro japonés Goshi Hosono anunció ayer que la Tokyo Electric Power Company (TEPCO) y el gobierno terminaron exitosamente la fase 1 del plan para controlar la crisis nuclear de Fukushima. Por desgracia, parecería ser que estamos viendo otro plan realizado a las apuradas y a medias, mientras que las acciones necesarias para proteger a los ciudadanos todavía no se están llevando a cabo.

La crisis nuclear de Fukushima no está controlada. TEPCO y el gobierno no pudieron alcanzar varios de sus objetivos al apurarse para llegar a las fechas programadas y aparentar total normalidad en vez de aceptar que esta crisis nuclear va a tardar años en resolverse. Por ejemplo, todavía hay problemas con la estabilización de los reactores en Fukushima, siguen las pérdidas de agua contaminada y todavía no se arregló el sistema de limpieza.

Aún peor son los resultados de otro objetivo, la medición adecuada de radiación y la transparencia, donde las acciones realizadas son totalmente inadecuadas y más recientemente surgió el escándalo del ganado contaminado. Por otra parte, las mediciones oficiales indicarían filtraciones de agua contaminada tanto al océano como al suelo que no fueron informadas por TEPCO, con lo que el problema es aún más grave de lo que se pensaba.

Este es el problema subyacente; mientras que se publican algunos datos de puestos de monitoreo, el público todavía no tiene acceso a toda la información para poder crear un panorama total de los niveles de contaminación de la tierra y el océano, y saber cuáles son los riesgos y cómo la gente puede reducir su exposición. Las cosas no estarían volviendo a la normalidad en un futuro cercado. Mientras que TEPCO y el gobierno están intentando decirnos que las cosas ya están o se estarán normalizando dentro de los próximos meses, la triste verdad es que van a pasar décadas entes de que los reactores se desmantelen, se guarden de manera segura los materiales nucleares mortales que contienen y que la contaminación radioactiva se disipe.

Las personas siguen viviendo en zonas muy contaminadas, como la ciudad de Fukushima, sin información, apoyo o consejos. Mirar hacia otro lado con esta bomba de tiempo e insistir que los niveles de radiación son inofensivos a pesar de las observaciones de la comunidad científica internacional es injustificable. Se necesita mucha más acción inmediata por parte de TEPCO y el gobierno. Esto incluye para el filtrado de agua contaminada de los reactores al suelo y al océano. Toda la información sobre las filtraciones tiene que estar disponible, especialmente la que tiene impacto sobre la vida de las personas y su salud.

El gobierno japonés tiene que concentrarse en asegurarles a las personas que están protegidas de los altos niveles de radiación en las zonas contaminadas, incluso en aquellas zonas que están muy por fuera de las zonas de evacuación. La gente necesita tener información clara y el apoyo para evacuar o limitar su exposición a la radiación. Faltan planes concretos para tratar con la exposición a la radiación a largo plazo en Fukushima. Las familias con niños y las mujeres embarazadas tienen que ser trasladadas a zonas más seguras. Se tiene que monitorear a gran escala y de manera sistemática los cultivos y pesca para evitar mayores exposiciones a alimentos contaminados, incluso en zonas alejadas de los reactores de Fukushima.

Hasta que estas medidas se tomen, cualquier mensaje de progreso en cuanto a la contención de la crisis es falso y una maniobra engañosa de relaciones públicas.

Categorías
No se encontraron comentarios Agregar un comentario

Publicar un comentario 

Complete the fields below to leave a comment without registering
Atención: Los campos obligatorios están marcados con un asterisco (*).

info

Correo electrónico