Greenpeace captura las primeras imágenes submarinas del Arrecife de coral del Amazonas

Noticia - 1 febrero, 2017
Bogotá, 1 de febrero de 2017 - Greenpeace Brasil capturó las primeras imágenes submarinas del Arrecife del Amazonas, un sistema de 9500 km2 de corales y esponjas, donde el río Amazonas se encuentra con el Océano Atlántico - un área que el gobierno brasileño ha abierto para la exploración de petróleo. Este ecosistema fue descubierto por un grupo de científicos el año pasado y actualmente sólo un 5% se encuentra mapeado.

La organización ambientalista captó las primeras imágenes del arrecife de coral que abarca 9500 km2, un área equivalente a 6 veces la ciudad de Bogotá.

 

Un equipo de expertos, entre ellos varios oceanógrafos que anunciaron el descubrimiento del arrecife en 2016, se embarcaron en el buque Esperanza de Greenpeace en una expedición para documentar este nuevo ecosistema, [1] Las compañías petroleras Total y BP podrían comenzar a perforar en esta zona si obtienen autorización del gobierno brasileño. Se estima que las reservas son de aproximadamente 15 a 20 mil millones de barriles.

El equipo emprendió una expedición en un submarino lanzado desde el Esperanza a 220 metros de profundidad, a más de 100 kilómetros de la costa brasileña, cuando el arrecife fue visto por primera vez.

"Este sistema de arrecifes es importante por muchas razones; tiene características únicas en cuanto al uso y disponibilidad de luz, y las condiciones físico-químicas del agua: sobrevive en zonas salobres y turbias, mientras que la mayoría de los arrecifes se ubican en aguas saladas y claras. Nuestro equipo quiere tener una mejor comprensión de cómo funciona este ecosistema. Esperamos que esto conduzca a un mapeo gradual del sistema de arrecifes, dijo Nils Asp, investigador de la Universidad Federal de Pará.

A su vez, Silvia Gomez, coordinadora de campañas de Greenpeace Colombia, expresó: "Debemos defender el arrecife y toda la región de la desembocadura de la cuenca del río Amazonas de la codicia corporativa que pone las ganancias por delante del medio ambiente. Uno de los bloques de petróleo de Total está a sólo ocho kilómetros del arrecife y los procesos de concesión de licencias ambientales ya están en marcha ".

Perforar en esta zona significa un riesgo constante de derrame. El Parque Nacional de Cabo Orange, que alberga a parte del arrecife, alberga el mayor ecosistema de manglares del mundo y no se conoce tecnología capaz de limpiar petróleo en un lugar de estas características. Hasta el momento, allí se perforaron 95 pozos de los cuales 27 fueron abandonados por accidentes mecánicos y el resto debido a la ausencia de gas y petróleo.

La cuenca del Amazonas también es hábitat del manatí americano, la tortuga amarilla del río Amazonas, jaguares, delfines, y las nutrias de río que ya están en peligro de extinción según la lista de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) de 2014. Una parte de la población, tal como las 80 comunidades Quilombolas y ribereñas que viven ahí, dependen económicamente de la pesca.

Actua para defender el arrecife del Amazonas, participa haciendo click aquí.

Notas:

[1] http://www.theatlantic.com/science/archive/2016/04/scientists-discover-a-new-coral-reef-at-the-amazons-mouth/479259/

[2] https://www.washingtonpost.com/news/energy-environment/wp/2016/09/27/the-deepwater-horizon-oil-spill-may-have-caused-irreversible-damage-to-marshes-along-the-gulf-coast/?utm_term=.e333d38279d0

 

Categorías