Greenpeace denuncia contaminación del agua y deslizamientos de tierra por la minería en Tasco

Noticia - 20 noviembre, 2014
Tasco, 20 de noviembre de 2014 - La organización ambiental Greenpeace y habitantes de Tasco exigieron hoy a Corpoboyacá que brinde información sobre la calidad del agua y los deslizamientos del suelo causados por la actividad minera en la localidad (1). Según un informe realizado por la ONG junto al geólogo Julio Fierro Morales (Universidad Nacional de Colombia), durante un recorrido por el páramo y subpáramo de Pisba, los proyectos de minería legal e ilegal están causando graves daños y pasivos ambientales. Entre las principales consecuencias, se detectaron índices elevados de conductividad y acidez de las aguas y un alto riesgo de deslizamiento de las montañas.

Los niveles de acidez y conductividad encontrados en los cursos de agua relacionados con minería de carbón, muestran indicios de la presencia de metales pesados o arsénico.

Los responsables de las actividades mineras y las autoridades ambientales están en la obligación de informarle a los campesinos y a la comunidad en general si existen o no elementos pesados o arsénico en las aguas ácidas que pongan en peligro la salud humana, pues de esta zona de recarga hídrica se nutren los acuedutos, explicó Silvia Gómez,  coordinadora local de Greenpeace Colombia.

El relevamiento por el páramo de Pisba se llevó a cabo con el fin de corroborar a través de mediciones científicas,  las impresiones  de campesinos locales que aseguraban que un gran porcentaje de los cuerpos de agua en contacto con la minería de carbón se encuentran contaminados.

Además, a causa de la explotación minera se presentan serias condiciones de inestabilidad en las montañas por posibles deslizamientos de tierra, lo que pone en riesgo a los habitantes del municipio de Tasco y a obras de infraestructura como el puente en la vía Tasco-Sogamoso.

El páramo de Pisba es un ecosistema estratégico para la totalidad de alta montaña boyacense. Allí se encuentra minería legal e ilegal que causa daños y pasivos ambientales, que son responsabilidad de las empresas y también de las autoridades ambientales y territoriales” expresó Morales. 

Los páramos colombianos brindan el recurso hídrico para el 70% de la población del país y son  estratégicos para el desarrollo de las generaciones presentes y futuras. Colombia cuenta con la mayor superficie de páramos en el mundo.

No permitas que nuestra agua y nuestro futuro se contaminen. Pide ahora a Corpoboyacá que actúe AHORA. Haz click aquí

 

Nota:

(1)    La Ley 99 de 2003 establece que las zonas de páramos, subpáramos, los nacimientos de agua y zonas de recarga de acuíferos serán objetos de protección especial. A pesar de eso en el páramo de Pisba, son principalmente dos proyectos los que podrían estar afectando zonas de nacientes y recarga hídrica que tienen hoy licencia ambiental o plan de manejo ambiental para avanzar sobre el territorio en cualquier momento.

Etiquetas