Greenpeace se une al Paro Internacional de Mujeres: “Sin equidad no hay paz”

Noticia - 8 marzo, 2017
Bogotá - La organización ambientalista se suma a la actividad del Día de la Mujer que se replicará en 50 países y que propone un día sin mujeres como respuesta a la violencia física, verbal y social, y la desigualdad económica que el género sufre en todo el mundo. Además, alertó sobre el impacto que el cambio climático tiene sobre las mujeres en particular.

La organización ambientalista se suma a la actividad del Día de la Mujer que se replicará en 50 países.

 

Sin equidad de género no hay paz posible”, aseguró Amanda Starbuck, Directora de Campañas de Greenpeace Andino. “Todos los días luchamos por un futuro verde y pacífico. Esta vez, nos unimos porque creemos que no podemos tener ese futuro sin equidad y justicia para todos y todas”. Greenpeace es una organización que utiliza la no-violencia para exponer y encontrar soluciones a los problemas ambientales globales. De la misma manera, se une a este reclamo desde la no-violencia y con el objetivo de que las mujeres no tengan que sufrir nunca más sólo por el hecho de ser mujeres.

La organización también alertó sobre los impactos que el cambio climático tiene sobre las mujeres. La lucha por la justicia ambiental está vinculada con la lucha por la justicia de género, y las mujeres son fundamentales para la solución de ambas problemáticas, dijo Starbuck. Los desastres naturales -que se espera que sean más severos a medida que las temperaturas aumenten- son estadísticamente más propensos a matar a las mujeres que a los hombres, especialmente en áreas donde el nivel socioeconómico de las mujeres es más bajo. Además, entre otros efectos, el cambio climático es una de las principales causas de la disminución de los suministros de agua, lo que obliga a mujeres y niñas a recorrer mayores distancias para encontrarla, arriesgar su seguridad y dedicarle menos tiempo al estudio o a las fuentes de ingreso económico.

Cada día, mujeres luchan para proteger a sus comunidades del cambio climático. Greenpeace se une al paro no sólo para visibilizar esta batalla, sino para sumarse a la lucha de todas las que en todas partes del mundo sufren algún tipo de violencia”, concluyó Starbuck.