Las mujeres, las más afectadas por el cambio climático

Noticia - 7 marzo, 2018
Bogotá, 7 de marzo de 2018. La contaminación global, la promoción de energías sucias, la expansión de la industria agropecuaria y toda actividad humana que acelera el cambio climático afecta directamente a las mujeres.

Entre el 60 y el 80% de los alimentos es producido por mujeres y la producción agrícola está directamente afectada por el cambio climático.

 

Se evidencian catástrofes naturales, cada vez más frecuentes y extremas. Quien sufre, en mayor medida las consecuencias, es la población con menos recursos, conformada en un 70% por mujeres.

Las mujeres que habitan en zonas rurales son las más perjudicadas, ya que dependen directamente del acceso a los recursos naturales para subsistir. En los países en vías de desarrollo, las mujeres producen entre el 60% y el 80% de los alimentos, siendo la  producción agrícola el rubro que más se ve afectado por los efectos del cambio climático.

A estos hechos se suma de manera histórica que a las mujeres se les ha impuesto a su cargo la responsabilidad doméstica. El calentamiento global hace cada vez más difícil las labores del hogar, por ejemplo se incrementan las distancias que tienen que recorrer para encontrar agua.

Por otro lado, el calentamiento global perjudica la salud de las mujeres. Las olas de calor sostenidas afectan a las embarazadas y generan mayor cantidad de casos de nacimientos prematuros, con efectos en el crecimiento de los bebés.

En este escenario, Greenpeace sostiene la urgencia de que se debatan y ejecuten políticas públicas para combatir el cambio climático, incluyendo una perspectiva de género.