Nacho en el Esperanza: otro latinoamericano navegando en el Pacífico Sur

Agrega un comentario
Noticia - 13 octubre, 2011
Internacional, 13 de Octubre de 2011. Felipe Vallejo continúa contándonos sus días en el Esperanza mientras navega por el Océano Pacífico Sur. Esta vez, nos presenta a Ignacio Soaje, uno de los dos argentinos que integran la tripulación del mítico barco de Greenpeace.

¡Hola! ¡Qué alegría comunicarme de nuevo con ustedes! Hoy quería hablarles de un compañero de mates y largas charlas, con mucha experiencia en ultramar y encargado de nuestra seguridad a bordo. Como les conté en la primera entrega de este blog, entre las 22 nacionalidades que tenemos, hay dos argentinos, y él es uno de ellos. Se llama Ignacio María Soaje y nació en la ciudad de Mar de Plata hace 35 años.

Para Nacho estar cerca del mar es natural. Hizo su entrenamiento como piloto de ultramar con la Marina de Guerra Argentina y la Marina Mercante. Fueron 15 años en los que tuvo la oportunidad de navegar en la Fragata Libertad, en varias corbetas y en submarinos. Pero él soñaba con ser parte de Greenpeace. Por eso, para entrar a la organización, insistió durante un año. Lo logró y, desde hace dos años, hizo varios viajes a bordo de este barco y del Arctic Sunrise.

Se ocupa de la lucha contra incendios y del salvamento en el mar. Coordina la operación del helicóptero, pilotea los botes semirígidos y hace guardias de navegación en el puente todos los días entre las 4 y las 8 horas tanto de la mañana como de la tarde, lo que lo convierte en el único tripulante que ha visto todos los amaneceres y atardeceres del viaje.

Entre mates o tererés, he tenido la oportunidad de compartir estas guardias con él y les puedo asegurar que nuestras charlas son una de las mejores partes de navegar. Me gustaría poder describirles con palabras lo importantes que son. Cada conversación nos lleva a tierra y a los que están allá, y sus palabras me dejan ver que lo más duro para Nacho es estar lejos de su novia Flor, de su familia y de sus amigos; pero a la vez el apoyo de ellos y de toda la gente de Greenpeace que le mandan mensajes le dan las fuerzas necesarias para sostener esa sonrisa constante que todos los demás sabemos apreciar.

Con Greenpeace Nacho recorrió los ríos del Amazonas y de otras regiones del Brasil, el Atlántico Norte, el Pacífico Sur y el Ártico, donde navegó bajo la Aurora Boreal. Desde la particular perspectiva que impone la cubierta de un barco, Nacho siente que ve el mundo desde otra óptica. Lo que más lo enorgullece, dice él, es trabajar en un lugar en el que “su esfuerzo no es para engrosar el bolsillo de nadie sino para pedir algo muy normal: que cuidemos nuestro planeta”. Ese es Nacho.

Espero que hayan disfrutado de conocerlo tanto como yo. En próximos posts les presentaré a más miembros de esta tripulación increíble.
Gracias por estar ahí, ¡hasta el próximo capítulo!

Felipe.

Categorías
No se encontraron comentarios Agregar un comentario

Publicar un comentario 

Complete the fields below to leave a comment without registering
Atención: Los campos obligatorios están marcados con un asterisco (*).

info

Correo electrónico