Samsung comunicó el plan de reciclaje de los celulares defectuosos

Noticia - 27 marzo, 2017
Seúl, 27 de marzo de 2017 – Samsung publicó hoy su plan para hacerse cargo de los 4.3 millones de dispositivos Galaxy Note 7 producidos y retirados del mercado debido a fallas en sus baterías. Esta victoria surge luego de casi cinco meses de campañas y protestas mundiales sobre su impacto ambiental. “Miles de personas firmaron peticiones en todo el mundo, enviaron e-mails al CEO de Samsung, protestaron y, finalmente, Samsung escuchó. Esta es una gran victoria para todos los que participaron, y un paso hacia el cambio en la forma de producción y desecho de los dispositivos electrónicos”, dijo Jude Lee, miembro miembro del equipo de campañas de Greenpeace Asia Oriental

La marca de dispositivos móviles dio a conocer su plan de tratamiento para los más de 4 millones de teléfonos retirados del mercado por fallas.

 

El compromiso de Samsung antecede al lanzamiento de su nuevo modelo Galaxy S8 en Nueva York el 29 de marzo, el primero desde el incidente con el Note 7. Será la primera prueba para ver cómo la empresa aplicará estos compromisos a los modelos siguientes. En un comunicado publicado en su sitio web, Samsung se comprometió a:

  • Renovar y vender los teléfonos retirados o utilizarlos como teléfonos de alquiler,

  • Remover componentes salvables, como semi-conductores y módulos de cámara para su reutilización o venta; y,

  • Extraer metales por medio de “métodos amigables con el medioambiente”.

La empresa también dijo que se unirá a un nuevo estudio llevado a cabo por la Unión Europea, con el propósito de desarrollar una nueva tecnología ecológica para reciclar smartphones (1). “Pese a que celebramos esta noticia, Samsung deberá compartir cuanto antes cronogramas más detallados de cuándo pondrá en práctica sus promesas, así como de cómo piensa cambiar su sistema de producción para asegurarse que esto nunca vuelva a suceder”, declaró Lee.

El smartphone promedio en Estados Unidos se utiliza por aproximadamente 2 años, y luego se suma a una creciente pila de basura electrónica. Esto no es sustentable. Samsung y otras empresas electrónicas como Apple deberían producir teléfonos que sean fáciles de reparar y actualizar, dijo Lee (2). La producción de dispositivos electrónicos requiere de un uso intensivo de energía y recursos, según un informe publicado por Greenpeace Estados Unidos el pasado febrero (3). Según un informe de las Naciones Unidas de 2014, se estima que los volúmenes de basura electrónica de pequeños productos tecnológicos, como teléfonos móviles y computadoras personales, aumentarán globalmente a 50 millones de toneladas métricas o más por año (4). Esto representa un desperdicio masivo de recursos y una fuente de contaminación por químicos peligrosos.

 

Notas

[1] https://news.samsung.com/global/samsung-to-set-the-principles-to-recycle-of-returned-galaxy-note-7-devices-in-an-environmentally-friendly-way

[2] Según los cálculos de Oeko-Institut, un instituto de consultoría e investigación con base en Alemania, 4.3 millones de smartphones tienen más de 20 toneladas métricas de cobalto, aproximadamente más de 1 tonelada de tungsteno, 1 tonelada de plata, 100 kilogramos de oro y entre 20 y 60 kilogramos de paladio. Más información acerca de cálculos y metodología del Oeko-Institut aquí.

[3] http://www.greenpeace.org/usa/research/from-smart-to-senseless-the-global-impact-of-ten-years-of-smartphones/

[4]  Universidad de las Naciones Unidas, 2015, “The Global E-waste Monitor – 2014

 

Categorías