Colombia debilita protección de los bosques en la cumbre del clima

Agrega un comentario
Noticia - 14 diciembre, 2009
Bogotá/Copenhague, 14 de diciembre, 2009 - La posición sostenida por Colombia sobre cómo diseñar un mecanismo para reducir las emisiones de CO2 causadas por la deforestación de los bosques y selvas (REDD) augura una catástrofe climática, denunció la organización ambientalista Greenpeace.


En la Cumbre Climática de Copenhague, Colombia sostiene que el enfoque que debe tener el mecanismo de REDD debe ser subnacional, lo que significa abordar el tema de la deforestación de forma segmentada y con proyectos puntuales, sin la necesidad de tener una política nacional para combatir este problema.

Una de las mayores fallas del enfoque subnacional es que facilita las fugas (leakage en inglés), esto es, que la deforestación que se detiene en un lugar del país se traslade a otro, debilitando cualquier esfuerzo global por alcanzar la cero deforestación en 2020. “En el mejor de los casos, uno puede controlar la deforestación en un lugar a través de un proyecto puntual. Sin embargo, si el país no cuenta con una política nacional que busque acabar con el problema de raíz a nivel nacional, las causas de la deforestación se trasladarán de un lugar a otro en función de la existencia o no de proyectos y las emisiones se incrementarán”, explicó Gustavo Ampugnani, coordinador político para América Latina de Greenpeace.

Los países desarrollados, en particular los Estados Unidos, buscan maquillar de verde el mecanismo de REDD al promover el enfoque subnacional, lo que ofrece una salida fácil para las empresas más sucias de ese país que se resisten a reducir sus emisiones contaminantes. Para dichas empresas es más rentable compensar las reducciones de gases de efecto invernadero que se rehusan a realizar localmente al invertir en la conservación de pequeñas porciones de bosques en segundos países como Colombia.

“Si bien es entendible que Colombia apoye un enfoque subnacional por las condiciones nacionales internas en materia de tenencia de la tierra, a nivel internacional esto deja la puerta abierta para que otros países lo aprovechen para seguir envenenando la atmósfera y causando el cambio climático que puede llevar a los páramos colombianos a su desaparición”, concluyó Ampugnani.

Greenpeace considera que un mecanismo exitoso de REDD debe alejar al  mundo de un cambio climático catastrófico, manteniendo el aumento de la temperatura global del planeta lo más abajo posible de los 2°C.
Para ello es necesario, entre otras acciones, detener la deforestación a nivel global para el año 2020, a la vez que se protege la biodiversidad y se respetan los derechos de los pueblos indígenas y
comunidades locales.


-Súmate a la campaña para proteger el ecosistema de páramos. Participa ahora en la ciberacción.

-Recuerda que Greenpeace sólo cuenta con el apoyo de personas comprometidas con el medio ambiente como tú. Únete a Greenpeace en Colombia. Haz click aquí.

Categorías
No se encontraron comentarios Agregar un comentario

Publicar un comentario 

Complete the fields below to leave a comment without registering
Atención: Los campos obligatorios están marcados con un asterisco (*).

info

Correo electrónico