En Copenhague, Greenpeace reclama a Uribe que Colombia modifique su posición ante el acuerdo climático

Agrega un comentario
Noticia - 16 diciembre, 2009
Bogotá/Copenhague, 14 de diciembre, 2009 - Greenpeace reclamó hoy en Copenahague, donde se celebra la cumbre climática mundial, que Colombia modifique su posición sobre los mecanismos técnicos destinados a reducir las emisiones causadas por la deforestación y la degradación de los bosques y selvas (REDD) que podrían condenar a muerte a valiosos ecosistemas, como los mismos páramos.




Colombia tiene la oportunidad de despejar el camino para proteger los bosques y selvas del mundo y contribuir a bajarle la temperatura al planeta en la Cumbre del Clima de Copenhague, sostuvo la organización ambientalista.

Activistas de Greenpeace desplegaron hoy en Copenahague un cartel que reclama al presidente Uribe "salvar a los bosques y no matar al clima", como una forma de graficar el reclamo para que Colombia modifique su actual postura sobre el mecanismo para reducir las emisiones causadas por la deforestación y la degradación de los bosques y selvas (REDD) que se discute en la cumbre climática.

"Colombia tiene la gran oportunidad de destrabar un acuerdo para reducir las emisiones de CO2 generadas por la deforestación. Si Colombia cambia su postura y apoya el enfoque nacional para abordar el problema de la deforestación a nivel mundial, sin duda estaremos mucho más cerca de evitar un cambio climático catastrófico en el que, entre otros impactos, los páramos podrían desaparecer para siempre", dijo Gustavo Ampugnani, coordinador político para América Latina de Greenpeace.

Uno de los temas medulares de la Cumbre del Cilma de Copenhague es el de REDD, mecanismo con el cual se podría reducir el 20 por ciento del total de los gases de efecto invernadero que provocan el cambio climático.  Sin embargo, aún no existe acuerdo sobre cómo debe estar diseñado dicho mecanismo. Sobre la mesa hay dos posturas, una que sostiene que REDD debe ser concebido y diseñado a nivel nacional y otra que postula un enfoque subnacional.

Mientras que la primera garantiza que el problema sea abordado desde una política pública integral y que busca reducir las emisiones totales de un país, la segunda lo hace -en el mejor de los casos- de manera parcial. El enfoque subnacional o por proyectos, además, genera que la deforestación que se controla en el lugar pueda trasladarse fácilmente a otro si no existe una política nacional que contemple evitarlo.

"Si en Copenhague se deja la puerta abierta para que los países opten por abordar el problema de la deforestación de forma segmentada, será como querer apagar un incendio a cubetazos. El combate a la
deforestación debe darse desde una estrategia de país, nacional
, y no dejarle espacio a donde moverse. Con su asistencia a Copenhague, el presidente Uribe tiene la oportunidad de cambiar esta situación y colocar a Colombia del lado de los campeones en el combate al cambio climático", concluyó Ampugnani.

-Súmate a la campaña para proteger los bosques y así salvar el ecosistema de páramos. Participa ahora en la nueva ciberacción.

-Recuerda que Greenpeace sólo cuenta con el apoyo de personas comprometidas con el medio ambiente como tú. Únete a Greenpeace en Colombia. Haz click aquí.

Categorías
No se encontraron comentarios Agregar un comentario

Publicar un comentario 

Complete the fields below to leave a comment without registering
Atención: Los campos obligatorios están marcados con un asterisco (*).

info

Correo electrónico