Ser aficionado a la tecnología es difícil si también estás preocupado por el medio ambiente.

Durante mi vida he utilizado 7 celulares, desde el primero con pantalla a color, hasta el de ahora que me hace la vida un poco más fácil aunque tenga sensor de movimiento y a veces cobre vida solo, una función que no es necesaria, pero se ve muy “innovadora”. Esta palabra me lleva a pensar en: ¿qué es lo que tiene que hacer un buen celular?

- Llamadas

- Mensajes

- ...

Amo vivir en esta época de la nueva revolución industrial, pero en realidad ¿la industria está avanzando en un camino correcto? Cada vez podemos hacer más cosas con un celular: Tomar fotografías increíbles, dirigirnos a algún lugar con un mapa satelital, atrapar un pokemon en la calle... nuestra comunicación ha cambiado pero también los daños al planeta, ahora son masivos y constantes.

Entonces, ¿la industria de verdad está innovando? Fabricando dispositivos programados para dejar de funcionar en un corto tiempo ¿eso es innovador?

Hasta hace poco para mí era muy loco pensar en reparar mi dispositivo, pero aprendí que no es tan difícil. Las marcas nos han hecho creer que no necesitas repararlo si puedes comprar uno nuevo y más cool, pero más caro para ti y para el planeta. Vivimos en la era en la que tenemos tutoriales para preparar "Dorilocos" pero también para cambiar la pantalla rota de nuestro celular. La información existe y me sorprende que aún tengamos que poner sobre la balanza el tener un smartphone más nuevo o dañar nuestros ecosistemas.

 

No sé si los 7 celulares que he tenido terminaron en un basurero, en un centro de reciclaje, enterrados en la tierra o hundidos en el mar. A lo mejor dieron lo que tenían que dar pero estoy segura que tenían materiales que se pudieron utilizar con otro objetivo. Apenas hace unos días le hice la primer reparación a mi celular, y aunque a la hora de quitar los tornillos pensé en volverlos a poner, al final aprendí, ahorré dinero, evité contaminar comprando otro y sentí la satisfacción de hacer algo nuevo. 

Detox ahora tiene un significado muy importante, cada vez estamos más intoxicados con todo lo que consumimos. Esto significa que debemos dar un paso adelante para contrarrestar los efectos de nuestras acciones: Desintoxicarnos. Por eso, si tú tienes un smartphone, o por lo menos un celular con funciones básicas, te invito a pensar en los componentes y accesorios que consumes teniendo un dispositivo móvil y respondas:¿Todo para que cuando no sirva un botón, los desechemos y compremos las mismas cosas nuevas?

Conocer nuestro dispositivo es esencial y cuidarlo es prioridad, con tips básicos estás colaborando a no consumir en exceso recursos naturales. Si sucedió un accidente y tienes que reemplazar una pieza, la mayoría las encuentras en internet. Si no sabes nada de reparación, puedes encontrar talleres, tutoriales o seguro conoces a alguien que sepa algo de electrónica. Pero atrévete, inténtalo y hazlo.

El conocimiento es poder, el poder de la gente.

Únete al movimiento de la #TrueInnovation firmando aquí. 

Sophia es voluntaria de Greenpeace México