Hundreds of government and civil society supporters of the Paris Agreement pose together at the COP22 in Marrakech with a giant banner bearing the words 'We Will Move Ahead' to show their determination to move ahead with action against climate change. 18 Nov, 2016  © Angie Rattay / Greenpeace

“Saldremos adelante”

He asistido a incontables conferencias del clima de las Naciones Unidas en las últimas dos décadas, pero Marrakech se quedará entre las más memorables y no sólo porque hubo una sensación de determinación renovada frente a la elección de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos.

Dos cosas me inspiraron. Estando rodeada de cientos de personas -desde el ministro de Ambiente de Marruecos hasta activistas peleando para que el petróleo se mantenga en el suelo- rodeando un gigante póster con la leyenda #WeWillMoveAhead (saldremos adelante). Hacía mucho calor pero sentí conección y determinación compartiendo solidaridad. Gracias a todos los que enviaron sus mensajes de #WeWillMoveAhead. Que sigan llegando. 

La segunda cosa inspiradora fue que 47 países se comprometieron a un futuro 100% renovable. Esta es la visión y liderazgo que queremos de todos. El fórum de la vulnerabilidad del clima está marcando el paso y habrá personas que apoyen y aliados durante el camino para que la visión de Marrakech sea una realidad.

De hecho hay mucho trabajo que hacer cuando lleguemos a casa. El ambiente aquí ha sido positivo y determinante pero las noticias no son buenas. 2016 será, una vez más, el año más caliente y se trata de un récord. Y mientras la contaminación del clima no está aumentando rápidamente es urgente bajarla. Las plantas que utilizan carbón deben cerrar pronto y será necesario hacer planes de transición para desarrollar a todos los trabajadores afectados.

Aún así, la transformación del sector eléctrico no se detendrá. No sólo los 47 países vulnerables se comprometieron a ello. También estamos viendo ciudades, islas, estados y negocios entregando el 100% de su electricidad de manera renovable. Esto es sólo el principio. Para prevenir el peligroso cambio climático necesitamos transformar el sector de transporte y la planeación urbana, cambiar a la agricultura ecológica y proteger nuestros bosques y océanos. De hecho necesitamos transformar la manera en la que vivimos y compartir nuestros recursos de manera más justa.

Hay mucho trabajo que hacer pero lo que queremos aprender del sector de la electricidad es que uno de sus fundadores, Bob Hunter, estaba en lo cierto cuando dijo “El gran cambio parece imposible cuando empiezas e inevitable cuando terminas”. Recuerdo cómo la gente me miraba de manera extraña cuando decía que un mundo con energía 100% renovable es posible. Esos días se acabaron. La revolución de la energía renovable es ahora una realidad. Necesitamos replicar el éxito que estamos teniendo en el sector de la electricidad en otras áreas.

Inspirada en la solidaridad que sentí hoy, ahora sé que podemos hacerlo. Así que hagámoslo, juntos.

¿Quieres poner tu granito de arena contra el cambio climático? SALVA EL ÁRTICO. FIRMA AQUÍ. 

*Jennifer Morgan es la Directora Ejecutiva de Greenpeace Internacional.