San Juan Atzingo.- Autoridades del Estado de México impidieron que representantes del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez y Greenpeace México realizaran una visita para supervisar las condiciones en las que se encuentra detenido el defensor de los bosques y líder indígena Ildefonso Zamora.

Don Ildefonso Zamora fue injustamente detenido hace tres meses en el Centro de Readaptación Social de Tenancingo, en represalia por sus actividades en defensa de los bosques y por las denuncias que ha realizado en contra de talamontes que han destruido las zonas forestales de San Juan Atzingo.

Las organizaciones acudieron hoy hasta las instalaciones del penal donde el director del mismo impidió el encuentro con Ildefonso.

El líder indígena tlahuica de 55 años padece diabetes y anteriormente había sufrido abusos y golpes al interior del penal por lo que es muy importante para las organizaciones en su carácter de defensores de derechos humanos tener acceso a Ildefonso y poder entrevistarse con él.

El bloqueo a la visita genera incertidumbre y resulta extraño luego de que en el pasado mes de enero las mismas organizaciones pudieron entrar al penal y hablar con con Ildefonso, quien en ese entonces tenía una herida en un dedo de la mano, a punto de la necrosis.

Greenpeace y el Centro Prodh continuarán con la campaña #IldefonsoLibre hasta lograr que las autoridades del Estado de México, encabezadas por el gobernador Eruviel Ávia, se desistan de los cargos fabricados contra Don Ildefonso, cuya defensa de los bosques provocó que taladores asesinaran en 2007 a su hijo Aldo.

La campaña en redes sociales hasta ahora ha logrado recabar poco más de 13 mil firmas con las que se exige también al procurador estatal de justicia, Alejandro Gómez, y al presidente del tribunal superior de justicia, Sergio Medina, tomar medidas para liberar de inmediato a Don Ildefonso.