El Arctic Sunrise sigue navegando en aguas mexicanas buscando evidencia del deterioro en los ecosistemas marinos. Ya encontró blanqueamiento en corales producto de la elevación en la temperatura de los océanos y sigue trabajando. Todos los días, la gente a bordo se capacita, entre otras cosas, en el manejo de las lanchas rápidas que se alejan del Arctic para llegar a sitios aun más recónditos y poder ser un actor en la defensa de los mismos.