El Presupuesto para 2008 atenta contra los bosques

Noticia - 4 octubre, 2007
La propuesta de Presupuesto de Egresos 2008 que envió el Ejecutivo a la Cámara de Diputados refleja un total desconocimiento sobre la forma de resolver los problemas forestales de México, pues propone severas reducciones en los apoyos al manejo forestal sustentable y prioriza las plantaciones forestales comerciales y la reforestación. Con ese enfoque, México se mantendrá entre los países con las mayores tasas de deforestación del planeta.

Greenpeace acudió en 2006 al Congreso para solicitar a los diputados que asignaran los recursos necesarios a nuestros bosques. Respondieron a esa demanda algunos legisladores como el perredista Roberto Mendoza Flores, integrante de la Comisión de Medio Ambiente.

Aunque el presupuesto forestal se ha duplicado durante este sexenio, los recursos continúan aplicándose de manera inadecuada, como se aprecia en la propuesta presupuestal para 2008. Los programas de reforestación recibirán mil 820 millones 300 mil pesos (un aumento de 195% respecto a 2006) y las plantaciones comerciales 884 millones de pesos (un incremento de 400 millones de pesos respecto a 2007). Ambos programas representarán el 50% del total asignado al sector forestal.

“Las cifras que no crecen son las del manejo forestal sustentable. A pesar de que el 80% de los bosques de México pertenece a comunidades y ejidos, a este sector sólo se pretende destinar 752 millones de pesos. Esto implica entregar a las plantaciones $10,800 pesos por hectárea y a las comunidades y ejidos menos de $600 pesos por hectárea. ¿Qué entiende la presente administración por bosque y cómo pretende con ese monto mejorar la situación del sector forestal?”, cuestionó Héctor Magallón, coordinador de la campaña de bosques de Greenpeace.

Cabe señalar que las plantaciones forestales no son bosques sino monocultivos de árboles, generalmente de especies exóticas como la teca, el eucalipto y la melina. Lejos de proporcionar los beneficios de los bosques naturales, son grandes consumidoras de agua, contaminan el ambiente debido al uso de plaguicidas, no albergan la biodiversidad de un bosque ni nos protegen contra los efectos del cambio climático.

En cambio, la evidencia científica ha demostrado que apoyar a las comunidades y ejidos forestales en esquemas de manejo sustentable permite conservar los bosques, evitar las emisiones de gases de efecto invernadero (causantes del cambio climático), controlar los incendios, inhibir la tala ilegal, fortalecer las economías locales y contribuir al desarrollo rural.

“La propuesta de presupuesto para 2008 privilegia los programas de alto impacto publicitario como la reforestación y los que benefician a algunos empresarios, como las plantaciones comerciales, en vez de apoyar a los bosques y a la gente que vive en ellos. Por eso llamamos a los diputados para que prioricen los programas que sí promueven el manejo forestal sustentable de comunidades y ejidos”, explicó Patricia Arendar, directora de Greenpeace.

Como parte de este llamado, Greenpeace tiene en línea una ciberacción para que los ciudadanos participen y soliciten a los legisladores que realmente ayuden a nuestros bosques. Sobre todo porque la hasta la Comisión Nacional Forestal ha admitido que reforestar no detiene la deforestación. Como de los árboles plantados sólo sobrevive la mitad, lo real es que se reforesta menos de un tercio de lo que perdemos de bosques cada año. “La mitad del dinero destinado a la reforestación se va a la basura. Definitivamente, no es una buena inversión”, explico Magallón.

Los bosques de México pierden alrededor de 600 mil hectáreas por año, debido a su conversión en tierras de cultivo y potreros para ganado, a la tala ilegal y al avance de las zonas urbanas. Peor aún, 50% de la madera que llega al mercado nacional proviene de la tala ilegal.

Enviar carta a los diputados

Envía una carta a los diputados para que modifiquen el Proyecto de Presupuesto de Egresos 2008 de manera que se apoye el manejo forestal sustentable de nuestros bosques.

Donar

Nuestras campañas existen gracias a personas como tú, que nos apoyan con un pequeño donativo mensual. Únete, hazte Socio Greenpeace.