Greenpeace demanda soluciones, no maquillaje "verde" en Campeche

Noticia - 27 octubre, 2007
Ante el accidente ocurrido en la plataforma Usumacinta de Petróleos Mexicanos (Pemex) el 23 de octubre en la Sonda de Campeche, Greenpeace lamenta profundamente la pérdida de vidas de los trabajadores y exige que los impactos ecológicos a corto, medio y largo plazo de este siniestro sean atendidos sin simulaciones, sin maquillaje "verde" que oculte los daños reales.

Plataformas petroleras de Pemex.

Las características del combustible derramado -muy pesado, de baja solubilidad y escasa evaporación- hacen que la mancha de crudo sea potencialmente persistente en el medio ambiente costero y marino. Entre los efectos a corto plazo se cuentan aquellos derivados de la toxicidad aguda del hidrocarburo en la superficie marina y los ocasionados en el ecosistema marino al obstaculizar la penetración de la luz hacia las profundidades.

En el largo plazo, los efectos se relacionan con la alteración de la estructura y dinámica del ecosistema marino y costero que, dadas las condiciones climáticas en la zona, aún no se pueden cuantificar pero deben ser evaluados mediante un riguroso monitoreo científico.

“El accidente pone nuevamente de manifiesto que mientras le apostemos a los combustibles fósiles seguiremos perdiendo por todos lados: pérdida de vidas humanas, dependencia económica y afectaciones al medio ambiente”, declaró Gustavo Ampugnani, director de campañas de Greenpeace México.

En lo que respecta a cómo operan las instalaciones terrestres y marítimas de Pemex, este siniestro evidenció nuevamente la negligencia de las empresas participantes, la falta de revisión de los protocolos de seguridad y la falta de prevención, por lo que es imperativo revisar y corregir los procedimientos y que las instaciones y sistemas de emergencia sean objeto de mantenimiento constante.

Además, es obligatorio que se capacite de manera adecuada a todo trabajador, eventual o permanente, para minimizar los impactos causados por situaciones de emergencia. ¿Cuántas vidas más vamos a perder por la falta de una cultura de seguridad en las empresas?

Las investigaciones realizadas tras otros accidentes de Pemex demuestran que la recuperación de los ecosistemas puede llevar mucho tiempo. Además, los costos ecológicos se traducen de manera directa en impactos económicos y sociales, que es preciso atender de manera responsable.

Greenpeace demanda que los contratos para la limpieza y saneamiento ambiental estén apegados a la legalidad y eviten encubrir posibles daños ambientales.

Petróleo y cambio climático
El petróleo tiene un gran impacto ambiental desde su proceso de extracción hasta su consumo. Actualmente existe un arsenal de energías alternativas a los combustibles fósiles y capacidad para disminuir significativamente el consumo de energía a través del ahorro y la implantación de tecnologías más eficientes. La transición hacia un modelo energético basado en energías renovables es la solución más viable para combatir el cambio climático y evitar la frecuencia e impacto que produce este tipo de siniestros.

En la medida que los eventos climáticos sean más severos, potenciados por el cambio climático, más vulnerable se tornará la infraestructura petrolera en alta mar. Hoy más que nunca se requiere una revolución energética que asegure el desarrollo económico de México a partir de las fuentes renovables, como las energías solar y eólica. Además de menos contaminantes, las renovables son más seguras.

Actuar

Hay varias formas en que puedes participar con Greenpeace, colabora con nosotros.

Donar

Nuestras campañas existen gracias a personas como tú, que nos apoyan con un pequeño donativo mensual. Únete, hazte Socio Greenpeace.