Exigen reformar el sistema de autorización de transgénicos en Europa

Noticia - 9 diciembre, 2008
Los Estados miembros de la Unión Europea enviaron una señal de que se necesita mejorar la manera en que se evalúa el impacto de los cultivos transgénicos en el ambiente, la salud y vidas de millones de agricultores; mientras Europa le cierra la puerta a los transgénicos, México la abre

Activistas de Greenpeace protestan contra los transgénicos en frente del ayuntamiento de Bruselas. La acción se encamina a las reuniones para la reforma a la ley de OGM en Europa

El pasado 4 de diciembre secretarios del medio ambiente de la Unión Europea enviaron un fuerte mensaje a la Comisión Europea exigiendo un mejoramiento en la evaluación del impacto de los organismos genéticamente modificados (OGMs) a pesar de que un pequeño grupo de países intentó boicotearlo, dijo Greenpeace.

“Los Estados miembros han enviado una señal clara a la Comisión Europea de que necesitamos mejorar la manera en que evaluamos el impacto de los cultivos transgénicos en el ambiente, en nuestra salud y en las vidas de millones de agricultores,” dijo Marco Contiero, director político de organismos genéticamente modificados de la Unión Europea de Greenpeace.

Los secretarios del medio ambiente de la Unión Europea han pedido determinar los efectos de largo plazo de los transgénicos sobre el ambiente, los organismos vivos y la salud.

También demandan la investigación por científicos independientes y el acceso a la información que actualmente mantienen como confidencial las compañías agro-biotecnológicas.

La reunión de los secretarios en el consejo del medio ambiente también exhortó a la autoridad europea de la seguridad alimentaria (EFSA por sus siglas en inglés), la cual está en el centro de todas las decisiones admitidas sobre transgénicos en la Unión Europea, a considerar las consecuencias para el medio ambiente de los herbicidas utilizados en cultivos genéticamente modificados.

También dijeron que el plaguicida producido para cultivos genéticamente modificados se debe tratar de la misma forma que los plaguicidas químicos y reconocer el derecho de las regiones y comunidades locales de establecer zonas libres de transgénicos.

Pero bajo la presión del Reino Unido y de la Comisión Europea, los secretarios no pudieron asegurarse de que las semillas que se compran y se venden en la Unión Europea se mantendrán libres de contaminación transgénica.

“El consejo ha puesto el futuro de la agricultura en riesgo y ha actuado bajo la presión del Reino Unido y la Comisión Europea para bajar estándares de seguridad en la contaminación transgénica de la semilla”, dijo Contiero.

Como los secretarios del medio ambiente que hicieron recomendaciones para la revisión de la evaluación de transgénicos en la Unión Europea, Greenpeace acusó a la Comisión Europea por despreciar las críticas expresadas por los Estados miembros sobre el proceso anómalo actual de la autorización en la aprobación de la soya Roundup Ready tolerante a herbicida de Monsanto (MON89788).

“Ningún cultivo transgénico debe ser autorizado hasta que el proceso de evaluación de riesgo de la Unión Europea se mejore a fondo y EFSA sea capaz de determinar el impacto de los cultivos transgénicos,” dijo Contiero.

Contactos: Marco Contiero – Greenpeace EU GMO policy director: +32 (0)2 274 1906, +32 (0)477 777 034 (mobile), Mark Breddy – Greenpeace EU communications manager: +32 (0)2 274 1903, +32 (0)496 156 229 (mobile),

¡Actúa!

Hay muchas formas en que puedes participar con Greenpeace; únete a nuestra causa y colabora con nosotros

¡Dona!

Nuestras campañas y acciones existen gracias a personas como tú que nos apoyan con un pequeño donativo mensual. Hazte Socio Greenpeace

Categorías
Etiquetas