Transparencia y cuentas claras sobre Proárbol

Noticia - 19 marzo, 2009
Para el Observatorio Ciudadano de Vigilancia Ambiental es muy claro que con la salida del titular de Conafor no se acaban los problemas que enfrentan los bosques y selvas mexicanos; Greenpeace exige que la Conafor rinda cuentas claras

Greenpeace está de luto por la muerte de millones de árboles bajo el amparo del programa gubernamental Proárbol

La renuncia de José Cibrián como director general de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) representa una gran oportunidad para que se transparente la información referente al programa de reforestación Proárbol y se rindan cuentas claras sobre el destino y aprovechamiento de los recursos económicos asignados a este proyecto federal, señaló el Observatorio Ciudadano de Vigilancia Ambiental (OCVA).

Desde 2007, Proárbol ha sido fuertemente cuestionado por organizaciones ambientalistas, la sociedad civil y los medios de comunicación, que han presentado nuevas evidencias de que este programa no ha cumplido con los objetivos que se planteó el gobierno federal: realizar acciones encaminadas a proteger, conservar, restaurar y aprovechar de manera sustentable los recursos en bosques, selvas y zonas áridas de México (1).

Para el OCVA es muy claro que con la salida de Cibrián de Conafor no se acaban los problemas que enfrentan los bosques y selvas de nuestro país, y por lo tanto, no se necesitan chivos expiatorios y hacer borrón y cuenta nueva. Es preciso que, de acuerdo a la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de Servidores Públicos, el ex-titular de la Conafor rinda cuentas claras sobre su actuación en esa dependencia, así como que lo hagan sus superiores jerárquicos en la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

En relación a la salida de Cibrián de Conafor, Juan Rafael Elvira, titular de Semarnat, señaló recientemente que:

1. "La política forestal está firmemente cimentada en el país y es fuerte y correcta" (2).
Si esto fuese así, la pregunta del OCVA es: ¿por qué renunció José Cibrián inmediatamente después de conocerse la información de la Auditoria Superior de la Federación (ASF) (3), y por qué Juan Elvira le aceptó la renuncia?

2. "Las irregularidades quedarán en su momento desvanecidas en su mayoría" (2) - La pregunta del OCVA es: Si la Semarnat reportó al PNUMA haber sembrado 560 mil hectáreas y la auditoria de la Auditoria Superior de la Federación señala que sólo se sembraron 341 mil hectáreas, cómo le van a hacer la Semarnat y Conafor para subsanar una irregularidad de 219 mil hectáreas. Esto nos lleva a también preguntar: ¿dónde están los recursos de las supuestas 219 mil hectáreas que fueron sembradas y que no aparecen en la auditoria de la ASF?

Desde 2007, organizaciones como Greenpeace, han presentado diversas quejas ante la Secretaría de la Función Pública (SFP), por la forma errónea en que se ha orientado la política forestal en México dándole mayores recursos a reforestación y plantaciones, dejando de lado y con menores apoyos el Manejo Forestal Sustentable y el apoyo a comunidades que viven en los bosques. El OCVA exige que dichas quejas sean investigadas por la SFP y que no queden a cargo de la contraloría interna ni de la Conafor.

En materia forestal, México tiene graves problemas que deben atenderse de manera prioritaria y urgente:
- cada año perdemos entre 500 y 600 mil hectáreas de bosques y ocupamos el deshonroso quinto lugar mundial;
- el mercado ilegal de madera creció alcanzando entre 5 y 7 millones de metros cúbicos;
- la producción maderable legal disminuyó de 9.4 millones de metros cúbicos en 2000, a 6.6 millones de metros cúbicos en 2007;
- el déficit comercial del sector ascendió a 5 mil 288 millones de dólares y la superficie bajo manejo forestal sustentable pasó de 8.6 millones de hectáreas en 2001, a 6.4 millones de hectáreas en 2007.

Estos problemas siguen pendientes y no hay políticas públicas que busquen la forma de remediarlos. En vez de ello, la actual administración federal se propuso sembrar 250 millones de árboles en 2007, en zonas diversas del país y sin tener Manifestación de Impacto Ambiental para cada predio en el que se hicieron las plantaciones de árboles. Para 2008 aumentó la meta a pesar de que no existen datos contundentes para avalar que el objetivo del año anterior estaba cumplido. Sin embargo, Conafor y Semarnat aseguraron que el plan fue todo un éxito.

Para respaldar sus afirmaciones, Semarnat y Conafor se escudan en el premio que en 2008 el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) otorgó a México por su destacada contribución al cumplimiento de la convocatoria "Plantemos para el planeta: campaña de los mil millones de árboles", por la meta presuntamente alcanzada con Proárbol en 2007 de plantar 250 millones de árboles.

Hasta hoy, Conafor y Semarnat no han presentado evidencias de que su proyecto de reforestación fue exitoso. Por decoro y transparencia, el gobierno mexicano debe devolver al PNUMA dicho premio.

Finalmente, el OCVA exigió que se entreguen cuentas claras a la sociedad sobre los resultados reales de los programas de reforestación de Proárbol y no sólo se den respuestas mediáticas que desvían la atención sobre las verdaderes necesidades de nuestro país: evitar más pérdida de masa forestal cada año. Notas: 1. ¿Qué es Proárbol? http://www.conafor.gob.mx/index.php?Itemid=49&id=24&option=com_content&task=blogcategory 2. Elvira Quesada minimiza fallas en ProÁrbol http://www.eluniversal.com.mx/notas/584415.html 3. ASF: Fracasó ProÁrbol con la reforestación http://www.eluniversal.com.mx/nacion/166361.html

¡Actúa!

Hay muchas formas en que puedes participar con Greenpeace; únete a nuestra causa y colabora con nosotros

¡Dona!

Nuestras campañas y acciones existen gracias a personas como tú que nos apoyan con un pequeño donativo mensual. Hazte Socio Greenpeace