Greenpeace exige en la asamblea general de Nestlé el fin de la destrucción de los bosques de Indonesia

Noticia - 15 abril, 2010
Greenpeace presentó nuevas evidencias de la destrucción forestal del grupo empresarial Sinar Mas; Nestlé admite que ha estado utilizando aceite de palma procedente de la destrucción de los bosques de Indonesia

Dos activistas de Greenpeace despliegan dos carteles para protestar sobre las prácticas de compra de aceite de palma que destruyen los bosques de Indonesia con el mensaje "Denle un respiro a los orangutanes" al inicio de la Asamblea General de Nestlé en Suiza

Treinta activistas de Greenpeace disfrazados de orangután recibieron hoy a los accionistas de la multinacional Nestlé y les pidieron que “den un respiro a los bosques de Indonesia”. La acción se ha desarrollado a la entrada de la 143ª Asamblea General de Nestlé, en la ciudad suiza de Lausanne. En el interior, varios activistas desplegaron una pancarta pidiendo a Nestlé que deje de usar aceite de palma procedente de la destrucción de las selvas de Indonesia.

También en la sala donde se celebra la Asamblea General, el director de la Campaña de Bosques de Greenpeace Internacional, Pat Venditti, ha intervenido para demandar a la empresa que deje de utilizar aceite de palma procedente de Sina Mas, el productor indonesio que está destruyendo las selvas de este país.

“Estamos hoy aquí para pedir a Nestlé que cambie sus políticas. Comprar materias primas procedentes de la deforestación tropical significa pérdida de biodiversidad y agravamiento del cambio climático. Además, Nestlé está dañando su propia imagen. Por eso pedimos a los accionistas de Nestlé que utilicen su influencia para asegurar a que los productos de esta empresa están libres de aceite de palma y de papel del grupo empresarial Sinar Mas”, ha declarado durante la Asamblea Pat Venditti, responsable de la campaña de Bosques de Greenpeace Internacional.

El pasado 17 de marzo, Greenpeace lanzó internacionalmente una campaña pública en la que exponía el papel de Nestlé en la destrucción de las selvas y turberas de Indonesia. Como respuesta a la presión de la campaña, Nestlé canceló los contractos directos con Sinar Mas, cuyo historial de delitos ambientales es internacionalmente conocido.

Sin embargo, este gigante de la alimentación mundial ha continuado comprando aceite de palma de forma indirecta a Sinar Mas a través de proveedores como Cargill. Y esto ha sucedido a pesar de los más de 200.000 correos electrónicos y faxes de ciudadanos de todo el mundo que han reclamado a la empresa que ponga fin a esta situación. Además, Nestlé utiliza para el embalaje de sus productos papel fabricado por una de las empresas del Grupo Sinar Mas, la subsidiaria Asian Pulp and Paper.

Durante la Asamblea de Nestlé, Greenpeace ha hecho públicas las evidencias que muestran que Sinar Mas continua destruyendo turberas de alto valor ecológico, a pesar de que la empresa se comprometió en febrero a atajar el problema.

Greenpeace ha informado reiteradamente a Nestlé sobre las prácticas insostenibles de Sinar Mas, incluso ha mostrado evidencias de que ha destruido las selvas, turberas y el hábitat del orangután incumpliendo la ley indonesia para plantaciones de aceite de palma, acacia y eucaliptos para la producción de papel. Aun así, la compañía ha ignorado sus propios compromisos como miembro de la Mesa Redonda de Aceite de Palma Sostenible (RSPO, en sus siglas en inglés), el organismo que promueve la producción sostenible de aceite de palma.

Indonesia es el país con mayor tasa de deforestación del planeta causada principalmente para la creación de plantaciones de aceite de palma y plantaciones para papel. Por esta razón Indonesia es el tercer país emisor de gases de efecto invernadero del mundo.

¡Actúa!

Hay muchas formas en que puedes participar con Greenpeace; únete a nuestra causa y colabora con nosotros

Categorías