Analiza Greenpeace el calentamiento de las aguas del Ártico

Noticia - 27 agosto, 2010
Un grupo de científicos y expertos en clima de Greenpeace llevarán a cabo el primer experimento sobre el calentamiento de las aguas del Ártico y el derretimiento de hielos que está contribuyendo al aumento global del nivel del mar.

Vista desde lo alto de un iceberg que espera ser remolcado por los barcos de la petrolera Cairn Energy.

Del 31 de agosto al 8 de septiembre, el equipo dirigido por el reconocido glaciólogo Gordon Hamilton de la Universidad de Maine, y el oceanógrafo Fiamma Straneo de Woods Hole Oceanographic Institution, trabajará en Groenlandia en el fiordo (valle formado por glaciares que se hundió en el mar quedando en forma de golfo estrecho y profundo) de Kangerdlugssuaq.

En 2009, como parte de la expedición de Greenpeace en el Ártico, se instalaron instrumentos de medición, que han estado registrando la temperatura del agua y su efecto sobre los glaciares. Esto proporcionará  la primera serie de datos a largo plazo sobre las condiciones en el fiordo, y la más fuerte evidencia sobre la relación entre la temperatura del agua del fiordo y el veloz derretimiento de glaciares.

Durante los 10 días que estarán en la zona se instalarán cámaras que tomarán imágenes cada determinados lapsos y el GPS con el fin de construir una imagen completa de la pérdida del glaciar.

El cambio climático ha alterado las corrientes oceánicas del mundo, y ahora las aguas sub-tropicales están llegando hasta estos glaciares polares, lo que acelera su derretimiento. Esto puede explicar por qué la capa de hielo se está derritiendo más rápido de lo esperado.

Los científicos pensaban que el derretimiento de hielos era debido exclusivamente al aire más caliente, pero el descubrimiento del calentamiento del agua explica por qué este fenómeno está ocurriendo a un ritmo mucho más rápido de lo inicialmente previsto.

"Estamos regresando al Ártico para recoger más pruebas de lo que está sucediendo y por qué. Este verano vi un glaciar cuatro veces el tamaño de Manhattan romperse, uno de los mayores glaciares de la región; su frágil medio ambiente está claramente en peligro y el cambio climático es el responsable  principal. Los gobiernos deben tomar medidas y reducir sus emisiones ", señaló Iris Menn, de oceános de Greenpeace.

También en el Ártico, el barco de Greenpeace 'Esperanza' se encuentra en las aguas heladas de Groenlandia para enfrentar a la petrolera británica Cairn Energy. Greenpeace está realizando una campaña para proteger el Ártico de la destrucción industrial y está buscando una moratoria inmediata sobre toda la explotación de petróleo en aguas profundas como en el Océano Ártico.

Etiquetas