Veracruz, hacia la cero deforestación... ¡por falta de bosques!

Noticia - 22 julio, 2010
Veracruz avanza con rapidez hacia la cero deforestación... ¡por falta de bosques! La entidad ya ha perdido 91 por ciento de la cobertura forestal, la cual se ha transformado en potreros para ganado y zonas agrícolas, y el problema avanza debido a que las políticas estatales y federales siguen permitiendo la deforestación en algunas zonas del istmo, centro y norte del estado.

Aunque gran parte de Veracruz ya es considerada región “no forestal”, debido a que en muchos de sus municipios los bosques y selvas cubren menos del 5 por ciento de su superficie, la política forestal sigue permitiendo la expansión de la frontera agropecuaria y urbana.

De acuerdo con información de la Comisión Nacional Forestal, las áreas con más deforestación en la actualidad son Uxpanapa, Orizaba y Los Tuxtlas. Esta úlitma ha perdido 90 por ciento de su cobertura forestal original en los pasados 30 años.

El Instituto de Ecología, A.C. estima que en 1972 habían 97 mil hectáreas (ha) de bosque mesófilo, de pino, encino y selva húmeda en esta región. Sin embargo, para 1993 quedaban únicamente 54 mil ha, es decir, se había perdido 44 por ciento de la cobertura forestal original. Un estudio realizado en la zona estima que para 2020 quedarán únicamente 7 mil 360 ha de selvas. Esta situación contribuye a que México siga siendo uno de los 5 países con más deforestación en el mundo.

Sergio Guevara, investigador del Instituto de Ecología, A. C., informó que la deforestación en Los Tuxtlas es patente: en los estudios que he llevado a cabo en la zona, se puede observar que de las 43 mil hectáreas que se deforestaron entre 1972 y 1993, la mitad  ocurrió en los últimos tres años de ese periodo, a un ritmo de 9.42 por ciento anual. ¡Esto es un ritmo casi nueve veces mayor al promedio nacional! Esta pérdida se debe principalmente a la ganadería en la zona, primero impulsada activamente por las políticas gubernamentales y, actualmente, por la búsqueda de la gente que habita en la zona de medios para mantener a sus familias.  Además, la gente percibe la posesión de cabezas de ganado como cuestión de estatus y seguridad económica. Mientras no se ofrezcan alternativas viables y sustentables a los habitantes de la región, esta situación continuará.

En riesgo, los pocos bosques de Coatepec

A pesar de que históricamente el avance de la frontera agropecuaria ha sido la principal causa de la deforestación en nuestro país, cada vez toma más relevancia el crecimiento urbano descontrolado. Un ejemplo de cómo ocurre esto es el caso del fraccionamiento “Residencial Campestre La Reserva”, en Coatepec, Veracruz. Dicho proyecto abarcaría 40 ha totales, en las que se pretende construir casas habitación en 130 lotes de 800 metros cuadrados.

Eduardo Aranda, presidente del comité directivo de la Asociación de Vecinos del Pixquiac-Zoncuantla, AC denunción que la zona donde pretenden construir este fraccionamiento es considerada como Reserva Ecológica Restrictiva, que por definición es no urbanizable de acuerdo con el Programa de Ordenamiento Territorial de la Zona Conurbada Xalapa- Coatepec- Banderilla- E. Zapata y Tlalnehuacoyan. Esto afectará los encinares y bosques mesófilos que quedan en la zona, así como a la gran cantidad de mamíferos, aves, anfibios y reptiles de este corredor biológico.

Greenpeace invitó a la población a visitar el sitio www.cerodeforestación.org, donde se pueden encontrar decenas de denuncias que ha subido la gente sobre casos similares en todo el país, incluyendo otro caso de tala de bosque mesófilo en Banderilla, Veracruz.

México requiere un cambio drástico en su política forestal en coordinación con la política agrícola y ambiental, entre otras. Con este fin estamos preparando nuestra propuesta de cero deforestación 2020, la cual podrá consultarse próximamente en este mismo sitio.

Veracruz es un claro ejemplo de por qué nuestro país sigue siendo uno de los que tienen más deforestación en el mundo. Si bien, buena parte de los bosques de ese estado se perdieron durante la década de los 70 y 80, la actual política forestal no ha logrado detener la pérdida de bosques ya que le da prioridad a falsas soluciones como las campañas masivas de reforestación y las plantaciones forestales comerciales. Si por algún motivo se está reduciendo la deforestación en esta entidad, es porque prácticamente no quedan bosques que deforestar.

Categorías
Etiquetas