Buen viaje, querido Carlos

Noticia - 19 junio, 2010
Greenpeace lamenta profundamente la muerte de Carlos Monsiváis, activista incansable de las mejores causas, escritor, crítico, un ser humano honesto y congruente durante toda su vida.

Entre los muchos intereses de Carlos estaba el medio ambiente. En diversas ocasiones Carlos hizo referencia a la destrucción de los recursos naturales por parte de las corporaciones, expresó su preocupación por la deforestación que sufría el país y se refirió a las comunidades que  luchan por proteger el patrimonio natural: el Frente Amplio Opositor a la Minera San Xavier; los campesinos ecologistas de la Sierra de Petatlán; a los comuneros de San Juan Atzingo y a Aldo Zamora, asesinado por talamontes; a los campesinos que cuidan y siembran maíz criollo. También repudió la energía nuclear y participó activamente en el movimiento antiLaguna Verde.

Carlos Monsiváis

No a los organismos genéticamente transformados, en particular, no al maíz transgénico.

Este profundo interés, llevó  a Carlos a ser amigo, activista y aliado de Greenpeace en muchos campañas: se opuso a la liberación de organismos transgénicos, cuestionó  la ley de bioseguridad conocida como ley monsanto, denunció la pésima política ambiental del país, rechazó la energía nuclear, alzó la voz por los defensores de los bosques atacados, habló en favor del transporte público, entre otros.

Igualmente, participó en diversos eventos organizados por Greenpeace México a lo largo de estos años: la conmemoración del 20 aniversario del hundimiento del buque Rainbow Warrior, la presentación del documento: Los expedientes de Laguna Verde, crónica de un desastre anunciado, y el cumpleaños número 15 de nuestra organización, entre otros. También hizo algunos donativos a nuestra organización e invitó a la gente a sumarse.

De Greenpeace dijo: “... de muy pocas organizaciones puede hablarse con tal afecto, con tal certeza, con tal solidaridad”. Lo mismo te decimos a ti.

Querido Carlos: no hay palabras que alcancen para expresar la falta que nos va a hacer tu voz, tu inteligencia, tu sensibilidad, tu ironía, tu humor, tu cuestionamiento al poder. Gracias por ser Greenpeace, gracias por el ser humano extraordinario que fuiste, gracias por todo lo que nos diste.