Tres días colgados en defensa del Ártico

Noticia - 31 mayo, 2011
A las 3 de la mañana de este 31 de mayo, se cumplió el tercer día desde que Greenpeace subió a la petrolera Leiv Eiriksson, de la empresa Cairn Energy, que pretende hacer exploración y explotación de petróleo en aguas profundas del Ártico.

Activistas de Greenpeace permanecen en la plataforma de Cairn Ebergy, evitando que ésta lleve a cabo sus trabajos de perforación. © Greenpeace

Los activistas, permanecen dentro de una cápsula de seguridad que cuelga del taladro de perforación. Ya están instalados y no tienen intención de abandonar el lugar en el corto plazo.

Ayer, la marina danesa anunció que se establecería una zona de exclusión de 500 metros alrededor de la plataforma.

Para ellos, las actividades del día incluyen: tomar té, leer, contestar el Twitter, subir fotos, comer, dormir, mantener comunicación por radio, tal vez algunas llamadas con los medios de comunicación y luego otra taza de té antes de acostarse.

La niebla y la nieve se hace más espesa y apenas se pueden distinguir las siluetas de los buques de la Armada danesa y el barco Esperanza, de Greenpeace. El otro navío de la organización, el Arctic Sunrise, no alcanza a distinguirse, pero no está lejos.

Mientras la plataforma Leiv Eriksson se dispone a perforar el lecho marino del Ártico, es difícil imaginar cómo Cairn Energy, o cualquier otra empresa petrolera podía pensar que aquí es absolutamente seguro perforar sin el riesgo de un derrame: con temperaturas de congelación, aguas muy profundas, mala visibilidad y esquivando los icebergs.