Producción de smartphones utiliza más de 300.000 toneladas de recursos cada año

Agrega un comentario
Noticia - 10 noviembre, 2016
Seúl, 10 de noviembre de 2016 - Un nuevo informe publicado por Greenpeace Alemania en cooperación con Oeko-Institut,(1) una institución de investigación y consultoría con sede en ese país, revela el tipo y la cantidad de materiales y energía empleada en los aparatos electrónicos, y el consiguiente desperdicio de recursos e impacto ambiental.

      Con un total de ventas anuales de más de mil millones de dispositivos, las tasas de producción y consumo de teléfonos inteligentes y tabletas están aumentando rápidamente.

Debido a los grandes volúmenes de teléfonos inteligentes y tabletas que se venden, este sector es un importante consumidor de materiales como el cobalto, el paladio, el tantalio, la plata, el oro, el indio y el magnesio. La extracción y procesamiento de estos materiales y otros minerales puede conducir a la contaminación local masiva que afecta seriamente la salud humana y ambiental.

Cada año, casi 42.000 toneladas de aluminio se destinan a la fabricación de las envolturas y más de 10.000 toneladas de cobalto (casi el 10% de su producción mundial anual), se utilizan para las baterías de los teléfonos inteligentes y tabletas.

Por otro lado la producción de teléfonos inteligentes y tabletas es muy intensiva en energía, particularmente la producción de módulos de visualización, circuitos impresos y circuitos integrados. Se estima que las emisiones de gases de efecto invernadero basadas en el ciclo de vida de un teléfono inteligente representan de 16 a 110 kilogramos de Dióxido de Carbono equivalente (CO2e), mientras que el rango por las tabletas es entre 120 y 240 kg de CO2e. 

Dentro de estos patrones globalizados, smartphones y tablets están interrelacionados con una variedad de cuestiones relativas a la sustentabilidad. El enorme desperdicio de recursos y energía asociados con la producción de gadgets tiene un gran impacto no sólo en el medio ambiente, sino también en una variedad de temas relacionados con la sostenibilidad y los derechos humanos.

Una oportunidad de oro para Samsung

"El reciente escándalo de los 4,3 millones de Samsung Galaxy Note 7 (2) es un claro ejemplo de cómo el actual modelo de negocio basado en un sistema económico desechable hecho de ciclos de reemplazo corto es problemático", dijo Jude Lee, campañista de Tecnologías de la Información de Greenpeace de Asia-Este.

"Ahora es el momento de ser verdaderamente innovador, y Samsung tiene la oportunidad de dar un ejemplo y utilizar su conocimiento tecnológico para reutilizar diversos tipos de minerales que podrían ir a los residuos. Estamos hablando de más de 20 mil kg de cobalto, más mil kg de plata, más de mil kg de tungsteno, más de 100 de oro, entre 20 y 60 kg de paladio y entre 9 y 86 de Tantalio. Cada kilogramo reciclado de estos minerales es un kilogramo que no está siendo sobreexplotado”, dijo Robin Perkins, líder del proyecto Detox, en Greenpeace México.

Samsung ocupa el primer lugar en el mercado de teléfonos inteligentes en nuestro país. En ese sentido Perkins hizo un llamado a los consumidores mexicanos a firmar la petición global (3) dirigida al gigante de los electrónicos para pedirle que haga de esta crisis por el Note 7 -que tuvo que retirar del mercado por un defecto en la batería-, una oportunidad para innovar, empezar a pensar en un modelo de producción que recicle los componentes de los móviles y disminuya así su impacto ambiental. La petición está disponible en https://greenpeace.mx/toxicos/samsung/

"El modelo de negocio necesita ser cambiado, la velocidad a la que los fabricantes traen actualmente nuevos modelos al mercado no se justifica con el progreso técnico", dijo Manfred Santen, experto en química de Greenpeace Alemania.  "Los fabricantes tienen que escuchar la necesidad de dispositivos más sostenibles y diseñar y producir teléfonos inteligentes duraderos". 

El informe presenta posibles medidas para minimizar los impactos ambientales y sociales generales causados ​​por la extracción de materias primas y la fabricación de teléfonos inteligentes y tabletas.

Desde la etapa inicial, las empresas de IT deben promover la producción de gadgets de más larga duración mediante la innovación de gadgets electrónicos fáciles de reparar y donde los componentes y sistemas críticos, como baterías y pantallas, sean fácilmente reemplazables y actualizables. También deben buscar la eficiencia de los recursos materiales y la reducción dramática del impacto ambiental relacionado con la energía.

Los proveedores de servicios también deben crear incentivos para seguir utilizando los modelos existentes, en lugar de cambiar a nuevos modelos cuando se amplían o renuevan los contratos.

Notas a los editores:

[1] Greenpeace asignó a Oeko-Institut para dar una visión general de todos los recursos relevantes pasos de los teléfonos inteligentes y tabletas. El informe está disponible en este enlace http://www.greenpeace.org/mexico/es/Footer/Descargas/reports/Toxicos/Eficiencia-de-los-recursos- en-el- sector-TIC/

[2] 4,3 millones de teléfonos inteligentes se refiere a los cálculos presentados en los medios de comunicación de Corea del Sur: Desde el lanzamiento del 19 de agosto hasta el primer retiro mundial el 2 de septiembre, se produjeron 2,5 millones de teléfonos Note 7 (1,5 millones se vendieron). Después del primer retiro, se produjeron 1,5 millones de productos de reemplazo adicionales. Samsung vendió otros 0,2 millones de dispositivos en China después del primer retiro global (el país no fue incluido en el retiro ya que las baterías se obtuvieron en otros lugares). La compañía también vendió otros 0.1 millones más en Corea del 1 de octubre después de reanudar las ventas. http://www.hankyung.com/news/app/newsview.php?aid=2016101161201

http://www.newsis.com/ar_detail/view.html?ar_id=NISX20161011_0014441331&cID=10401&pID=10400

[3] Greenpeace ha lanzado recientemente una petición pidiendo a Samsung no volcar o quemar los dispositivos y minimizar el impacto ambiental al encontrar formas alternativas de reutilizar los recursos. Samsung también debe ser transparente y publicar su plan sobre cómo se propone tratar con el desmantelamiento y la eliminación de estos teléfonos.

Para mayor información y entrevistas contactar a Angélica Simón al 04455 40 84 53 20 y al correo