¡No hay pretexto para no actuar! Greenpeace presenta a Cofepris denuncia sanitaria por presencia de plaguicidas altamente peligrosos

Agrega un comentario
Noticia - 2 agosto, 2017
Ciudad de México, Méx, 02 de agosto 2017.- Greenpeace presentó ante la Comisión Federal para la Protección Contra los Riesgos Sanitarios (Cofepris) una denuncia sanitaria por la presencia en cuerpos de agua del estado de Sinaloa y la Península de Yucatán, de siete plaguicidas altamente peligrosos: Endosulfán, Mevinfos, Metil paratión, Diazinon, Clorpirifos, Metoxicloro y Lindano.

El denunciado es la misma Cofepris por otorgar la autorización para el uso de dichos plaguicidas, entre los cuales se encuentran algunos prohibidos en otros países y el Endrín, que incluso se encuentra prohibido en México.

Desde 2015, Greenpeace ha realizado diversas investigaciones junto con la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad, y la Unidad de Análisis Ambiental de la Facultad de Ciencias de la UNAM encontrando evidencia en de ríos, drenes, lagunas, y mar en Sinaloa así como con el Instituto EPOMEX de la Universidad Autónoma de Campeche, en ríos, laguna y cenotes de la Península de Yucatán con la presencia de diversos plaguicidas. Estos hechos fueron expuestos públicamente desde 2016 y hasta el momento las autoridades de Cofepris no han tomado medidas.

Rocío Alatorre, comisionada de Evidencia y manejo de riesgos de la Cofepris, responsable de autorizar el uso de estas sustancias, no ha mostrado voluntad política para atender el problema de la mala gestión de plaguicidas que existe en México, por ello exigimos que esta denuncia sanitaria sea atendida sin demora dados los impactos que este tipo de sustancias pueden tener en el medio ambiente y en las personas.

Tras la manifestación de Greenpeace el pasado 12 de julio en instalaciones de la Cofepris y la reunión con representantes del equipo de normatividad  y del apartado Jurídico Consultivo de la instancia, en la que demandaron evidencias, Greenpeace presentó  la denuncia sanitaria donde se advierten los impactos en el medio ambiente y los riesgos a la salud  -tal como solicitaron- para tener justificación para tomar medidas en el asunto. Ahora no hay pretexto para no actuar.

CIUDAD DE MÉXICO, 09JULIO2017.- Una decena de activistas de Greenpeace depositaron una abeja de papel maché de casi dos metros de largo, representando un ejemplar sin vida, en la entrada de las oficinas de la Comisión Federal para la Protección con los Rsiesfos Sanitarios (Cofepriss) para demandar la prohibición de Plaguicidas Altamente Peligrosos (PAP). FOTO: MARIO JASSO /CUARTOSCURO.COM

Esta denuncia sanitaria se suma a la queja interpuesta por esta ONG ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) debido a diversas violaciones de derechos humanos cometidas por varias autoridades del Poder Ejecutivo federal como son la Secretaría de Agricultura, la de Medio ambiente y la de Salud, a través de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

La queja ante la CNDH, que puede ser presentada además por todo ciudadano interesado

señala la inexistencia de una normatividad nacional en materia de Límites Máximos de Residuos (LMR) de plaguicidas en alimentos, lo que  afecta el goce del derecho a la alimentación, a la salud y derechos de los consumidores, toda vez que la inocuidad en los alimentos es componente del derecho a la alimentación que el Estado mexicano debe de garantizar y advierte que la ausencia de definiciones de PAP tiene como implicación que esta clase de plaguicidas se encuentran con registros vigentes en México, por lo que se solicitan medidas cautelares al respecto.

En su momento la CNDH debe emitir Recomendación a las autoridades denunciadas para que lleven a cabo los actos tendientes a garantizar los derechos de los ciudadanos mexicanos relativos a la salud, al medio ambiente sano, a la alimentación, a la información y participación ciudadana.

Para mayor información consulta el comunicado de prensa completo en  el siguiente LINK.

Categorías