Activistas submarinos mandan mensaje URGENTE a los negociadores del cambio climático en Cancún

La gente real no puede vivir bajo el agua

Boletín de prensa - 6 diciembre, 2010
Greenpeace y 350.org, integrantes de tcktcktck, hicieron una representación bajo el agua para evidenciar la necesidad de acción urgente, en el marco de las negociaciones climáticas de la ONU, cuya segunda semana de trabajo comienza hoy en Cancún.

"Estas estatuas fueron diseñadas y creadas para vivir bajo el agua y formar parte del medio ambiente marino. Sin embargo, las personas no pueden vivir bajo el agua. Mientras no se tomen medidas drásticas para reducir la emisión de gases de efecto invernadero, más de 100 millones de personas estarán en peligro de perder sus casas, sus vidas o ambas, debido al incremento del nivel del mar. Los ministros necesitan tomar las decisiones adecuadas esta semana, y colocarnos en un camino seguro para salvar el clima y a nosotros mismos”, comentó Brady Bradshaw, estudiante y activista de Greenpeace Estados Unidos.

La instalación, colocada 9 metros bajo el agua cerca de Isla Mujeres, México, consta de 400 estatuas de personas. Junto a las estatuas, los activistas, procedentes de México, China, Costa Rica, República Dominicana, Estados Unidos, Vietnam y Filipinas, vistieron ropa que se utiliza en la vida cotidiana, como jeans y vestidos. Ellos mostraron que si no se toma una acción urgente, esto es lo que podremos vivir en el futuro.

"El arte puede transmitir la urgencia de una situación de una manera distinta a la ciencia”, comentó Vanessa Daimau de 350.org, campaña global que ha organizado al menos una docena de eventos públicos de arte acerca del clima, todos visibles desde el espacio, alrededor de las reuniones en Cancún. “Bucee el día de hoy para tratar de detener el incremento de los mares que amenaza mi hogar en República Dominicana”.

Los ministros tienen una semana para hacer decisiones clave que puedan ayudar a construir el impulso hacia un acuerdo para prevenir el peligroso cambio climático. Este acuerdo debe ser construido en el Protocolo de Kioto y deberá hacer frente al hueco entre las reducción de emisiones actual y lo que el planeta necesita para sobrevivir.

Categorías