¿Qué país será capaz de mostrar liderazgo en la COP?

Boletín de prensa - 29 noviembre, 2010
Cancún, Quintana Roo.- La décimosexta conferencia de Naciones Unidas sobre cambio climático (COP 16), es la oportunidad –o el desafío- para que los gobiernos del mundo demuestren dónde está el verdadero liderazgo para salvar el clima, señaló Greenpeace durante el inicio de la reunión.

Los gobiernos reunidos en Cancún podrían tomar algunas de las decisiones positivas y necesarias para avanzar en la construcción de un acuerdo sólido; pero la gran incógnita es qué harán los países respecto a la postura de Estados Unidos. 

"¿El mundo debe seguir esperando a Estados Unidos o los gobiernos deben dar un paso adelante y asumir el liderazgo necesario para frenar el cambio climático? En estos momentos urge la creación de un régimen internacional fuerte, independientemente de cómo y cuando vaya a participar Estados Unidos", explicó Gustavo Ampugnani, coordinador de la campaña de clima de Greenpeace México.

El argumento de que Estados Unidos es un gran emisor de gases de efecto invernadero (GEI), y que por ello debe ser parte de un acuerdo global, se ha convertido en una excusa para la inacción por parte de otros gobiernos. Incluso China podría asumir este liderazgo, totalmente ausente en los países desarrollados.

Por su parte, la Unión Europea ya está por alcanzar su objetivo climático (insuficiente para frenar el calentamiento climático), por lo que le sería posible dar un salto cualitativo hacia el objetivo firme de reducción de emisiones de 30 por ciento para el año 2020, lo que sin duda también sería una clara muestra de interés en resolver este problema y asumir el liderazgo hacia ese rumbo.

"Es hora de que la Unión Europea deje de esconderse detrás de Estados Unidos y se convierta en un bloque de países líderes. Igualmente, China debe dejar de responder a los intentos de Estados Unidos de provocar una pelea pública -una táctica que le funciona muy bien para distraer la atención del hecho de que puede aportar muy poco a la mesa", agregó Ampugnani.

El presidente estadounidense Barack Obama ha reconocido que la legislación de su país no es favorable para promover un cambio en la forma de generar energía y en la reducción de emisiones y se enfrenta a un Congreso donde muchos de los miembros no aceptan la ciencia del clima, debido a que están comprometidos con los intereses de la industria petrolera, y por tanto, no llaman a la acción para revertir los efectos del cambio climático.

Por lo anterior, la cumbre de Cancún se presenta como una oportunidad y una opción para los gobiernos para dejar de lado, por el momento, la discusión con Estados Unidos y seguir adelante para aprovechar los beneficios de un desarrollo limpio y la creación de un futuro que esté a salvo de los estragos del cambio climático.

"Si el mundo se espera a que Estados Unidos acepte las consecuencias económicas y sociales de los impactos climáticos, no avanzaremos en el objetivo de enfrentar esta crisis global. En Cancún, los gobiernos deben recuperar su impulso en esta carrera por el futuro y si Estados Unidos no quiere participar, entonces quizás otros tienen que seguir adelante", dijo Ampugnani.

En Cancún no veremos un acuerdo global, pero los gobiernos deben tomar decisiones cruciales en áreas clave como la financiación para el clima y los bosques - y acordar un camino claro hacia la solución de algunos de los temas más difíciles.

A fin de evitar un cambio climático peligroso para el planeta, los gobiernos necesitan llegar a un acuerdo legalmente vinculante, que provea una disminución significativa de GEI por parte de los países desarrollados y acordar un límite de la emisiones generadas por los países en desarrollo. A su vez, los países industrializados deben destinar recursos económicos para financiar acciones que permitan combatir el cambio climático en los países pobres.

Para que esto ocurra, y dicho acuerdo llegue a término, los distintos gobiernos deben de construir alianzas en Cancún para:

  • reiterar la meta de mantener el aumento global de la temperatura por debajo de los 2°C, un aumento de 1.5°C tendría efectos peligrosos para el mundo;   
  • reconocer que el actual compromiso de reducción de emisiones no nos permitirá evitar el cambio climático catastrófico -y, por ende, es necesario acordar un procedimiento para aumentar el nivel del compromisos;
  • establecer un nuevo Fondo Climático bajo la autoridad de la UNFCCC (Convención Marco de Cambio Climático de la ONU);
  • acordar un plan de trabajo novedoso para obtener recursos financieros de largo plazo para proteger el clima;
  • establecer un mecanismo para detener el incremento de las emisiones de efecto invernadero por deforestación, así como asegurar que este mecanismo proteja tanto la biodiversidad como los derechos de los pueblos indígenas.


Actívate por el clima

Greenpeace lanzó una fotoacción para invitar a la ciudadanía a que se sume como activista del clima y exija a los tomadores de decisiones medidas y políticas concretas a fin de salvar el planeta. Los interesados podrán escoger una imagen y un mensaje y enviarlo  directamente al lic. Felipe Calderón Hinojosa, para que actúe ¡ya!, entrando aquí. Estas imágenes serán proyectadas también durante la COP 16, en Cancún México.

Más información con Raúl Estrada, tel. 5687 9595 ext.120 y 044 55 4084 5326 y correo )

Greenpeace México: Facebook: www.facebook.com/greenpeacemexico / Twitter: @greenpeacemx

Categorías