Veracruz, amenazado por el cambio climático

Boletín de prensa - 5 noviembre, 2010
Especialistas llaman a las autoridades a tomar acciones concretas que permitan disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero y el deterioro ambiental.

México se ubica entre los países con mayor vulnerabilidad ya que 15 por ciento de su territorio y el 68.2 por ciento de su población se encuentran altamente expuestos al riesgo de impactos relacionados con el cambio climático lo que impacta sobre el 71 por ciento  del Producto Interno Bruto (PIB).

Veracruz, con sus más de 7 millones 110 mil 214 habitantes, se encuentra entre las entidades con mayor grado de vulnerabilidad en el país: las sequías en una parte de su territorio, las lluvias e inundaciones producto de fenómenos hidrometeorológicos extremos, el incremento en el nivel del mar entre otros, son algunos de los fenómenos  que han impactado directamente sobre la salud, la agricultura y la producción de alimentos, la pérdida de especies o bien en las pérdidas económicas de los veracruzanos.

Al participar en el foro “Vulnerabilidad de Veracruz frente al cambio climático", Beatriz Olivera de la campaña de Energía de Greenpeace México indicó que “aunque la entidad cuenta con su programa estatal de cambio climático éste no ha servido para garantizar las medidas de adaptación y mitigación para que la población en condiciones de vulnerabilidad pueda hacer frente a los impactos derivados de este fenómeno; es indispensable modificar la matriz energética y aprovechar el potencial de energía solar que tiene el país y dejar de depender de combustibles fósiles, es posible y como ejemplo la energía que estamos utilizando proviene de sol a través de este vehículo de Greenpeace, el Girasol”.

“Este jueves, el secretario de desarrollo social y medio ambiente del estado Alonso Domínguez Ferráez entregó a Greenpeace copia de la Ley sobre cambio climático del estado recientemente aprobada, la revisaremos con detalle y esperamos que sea una ley vinculante, congruente, operable y que realmente contribuya a disminuir el deterioro ambiental de la entidad y a la mitigación del cambio climático porque no son sólo documentos sino acciones lo que realmente necesitamos”, señaló Beatriz Olivera.

“Las pasadas inundaciones no tuvieron precedentes, en septiembre de 2010, el huracán Karl impactó el estado de Veracruz dejando cerca de 150 mil damnificados en los municipios asentados en la cuenca del Papaloapan y aunque el programa veracruzano de cambio climático considera algunos impactos no es un instrumento vinculante. El gobierno debe responder por el millón de damnificados y debe tomar medidas inmediatas ya que este tipo de situaciones se pueden presentar en un futuro no lejano” dijo Alejandro Olivera coordinador de la campaña de océanos y costas de Greenpeace México.

“Fidel Herrera Beltrán, durante su gestión ha sido un gobernador profundamente irresponsable en materia ambiental. Teniendo conocimiento desde el 2004 de la publicación de académicos del Instituto de Ecología (Inecol) “Diagnostico ambiental del golfo de México” en donde los expertos alertaban sobre la vulnerabilidad a huracanes severos de la costa de Veracruz, especialmente la zona conurbana de Veracruz Boca del Río, las acciones de Fidel Herrera se centraron más en lo electoral que en la protección civil. Por otra parte durante su gestión no se creó ninguna secretaría de medio ambiente sino únicamente la Secretaría de Desarrollo Social y Medio Ambiente (Sedesma) dentro de la cual se creó una simple coordinación general del medio ambiente, lo cual denota que el medio ambiente nunca ha estado dentro de las prioridades del gobernador”, declaró el analista político Tomás González.

Las emisiones de GEI en Veracruz aumentaron entre 1995 y 2005 de 180 a 400 por ciento, y representan cerca de 3.5 por ciento del total nacional reportado en el inventario nacional. Estos gases provienen de la generación de energía, la ganadería, la deforestación y los desechos.

No se han implementado las políticas adecuadas para reducir las altas tasas de deforestación en el estado, que durante los pasados 50 años ha perdido la mayor parte de su cubierta forestal original. Los bosques bien conservados pueden ayudar a mitigar las emisiones, en tanto que los bosques degradados se convierten en emisores de más GEI y de materiales que azolvan ríos y cuerpos de agua ocasionando inundaciones.

Y la otra gran amenaza es que en el Golfo, a escala mensual, las mediciones del nivel del mar en diferentes puntos de su costa durante 15 años muestran que los niveles más altos se presentan en Coatzacoalcos (189 a 213 cm). El Programa Veracruzano de Cambio Climático considera que si no se frena el cambio climático el aumento del nivel promedio del mar en las costas del estado podría darse en un rango que va de los de 60 cm a 6 metros de ltura para los próximos cien años.

“Por ello, México no debe servir únicamente como anfitrión y facilitador de la décimo sexta conferencia de las parte de Naciones Unidas sobre cambio climático, antes debe establecer políticas domésticas que permitan reducir drásticamente sus emisiones de GEI para tener la autoridad moral de pedir compromisos en la materia a las otras naciones participantes en la cumbre. Es urgente  acabar con el doble discurso y pasar las acciones” afirmó Alejandro Olivera.

Los especialistas unieron sus voces para hacer un llamado a las autoridades estatales y a la población del estado a tomar acciones que permitan disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que ocasionan el cambio climático y adoptar políticas públicas adecuadas para enfrentar esta crisis.

Para mayor información: Angélica Simón a los tels. 04455-3225-1714 y 5687 9595 ext.115, o al correo

Categorías