Negociaciones sobre el clima de Durban: última oportunidad para los Estados Unidos

Boletín de prensa - 27 noviembre, 2011
Activistas de Greenpeace instalaron un ventilador eólico en la playa de Durban con el mensaje “Escuchen a la gente y no a quienes contaminan”, para decirle a los políticos de los gobiernos que asisten a la cumbre del clima, que ya es hora de que dejen de escuchar a las empresas contaminantes, que generan grandes emisiones de bióxido de carbono a la atmósfera, y que en vez de ello empiecen a escuchar a las personas que desean poner fin a nuestra dependencia de los combustibles fósiles y que tomen acciones reales e inmediatas para hacer frente al cambio climático.

Durban, Sudáfrica.- La organización ambientalista lanzó el mensaje junto con la coalición Tcktcktck en la víspera de la inauguración de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 17), que es última ronda de negociaciones de clima de la ONU.

Esta ronda de conversaciones climáticas debe ser el punto donde nuestros gobiernos adopten una clara hoja de ruta con bases científicas, para lograr un acuerdo global justo, ambicioso y legalmente vinculante, que garantizace que todos los países toman medidas para reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero, en el que también exista asistencia financiera y técnica para los países pobres a fin de que cuenten con medidas de adaptación y mitigación a los impactos del clima.

África ya está sufriendo graves injusticias sociales y ecológicas debido a los impactos del cambio climático. Sudáfrica, como país anfitrión y el mayor emisor de bióxido de carbono (CO2) del continente, debe mostrar su liderazgo para ayudar a alcanzar un resultado significativo durante las próximas dos semanas de trabajos en Durban.

"África es ya la región más afectada debido a que el cambio climático está cada vez peor, pero eso no parece ser suficiente para estimular a la acción de algunos países, como Estados Unidos de América (EUA). Este país tiene que dar un paso más y ayudar al mundo a redoblar esfuerzos para enfrentar el caos climático. Es necesario que las conversaciones de Durban sean un nuevo amanecer para las negociaciones mundiales sobre cambio climático, uno en el que los intereses de todas las personas se pongan por encima de los intereses de quienes más contaminan", dijo Kumi Naidoo, director ejecutivo de Greenpeace Internacional, de Durban.

El argumento de que EUA es un gran emisor de CO2 y que debe ser parte de un acuerdo global se está usando cada vez más como una excusa para la inacción por parte de otros gobiernos, como los de la Unión Europea (UE), India y China.

Si EUA sigue sin comprometerse en una lucha mundial para estabilizar el clima, es hora de que gobiernos como el de la UE, India y China sigan adelante sin EUA. Esta es la última oportunidad para EUA.

"No podemos permitir que todo el esfuerzo global para alcanzar un acuerdo sobre la lucha contra el cambio climático siga siendo rehén de EUA", dijo Tove Ryding, coordinadora de política climática de Greenpeace Internacional.

Greenpeace pide a los gobiernos en Durban que escuchen al pueblo y no las empresas contaminantes, y:

  • Garantizar un pico en las emisiones de gases de efecto invernadero de aquí a 2015
  • Asegurarse de que el Protocolo de Kyoto continue y proporcionar un mandato para un amplio instrumento jurídicamente vinculante
  • Proporcionar la financiación necesaria para afrontar el cambio climático
  • Establecer un marco para la protección de los bosques en los países en desarrollo
  • Garantizar la cooperación mundial en materia de financiación de tecnología y energía
  • Garantizar la transparencia internacional en la evaluación y el seguimiento de las acciones y compromisos de cada país.

Más información con: Raúl Estrada, coordinador de prensa, en los tels. 04455-4084-5326 y 5687 9595 ext. 120, email: y en www.greenpeace.org.mx