Extingue el comercio mundial e ilegal de especies a la vaquita marina

Agrega un comentario
Boletín de prensa - 27 mayo, 2015
• La demanda de vejiga de totoaba en China y Hong Kong impulsa la extinción de la marsopa mexicana; se vende hasta en 645 mil dólares
• Intercambian élites chinas totoabas como símbolo de poder y bienestar

Hong Kong.- La organización internacional ambientalista Greenpeace dio a conocer una investigación  en la que exhibe a los diversos actores en el ilegal y global mercado negro de especies marinas en países que van desde México hasta Hong Kong y China, en una dinámica que está a punto de extinguir a la vaquita marina, uno de los mamíferos marinos más raros y de los que solo quedan 97 ejemplares.

La vaquita marina, una rara marsopa que solo vive en el Golfo de California, está siendo atrapada accidentalmente en las redes que se utilizan para capturar a otra especie amenazada, la totoaba, cuyas vejigas secas son muy apreciadas como un manjar en China, donde alcanza precios de hasta 645 mil dólares, de acuerdo a una de las fuentes consultadas en la investigación. En México, las vejigas de totoaba tienen un precio que oscila entre los 3 mil y 9 mil dólares.

“Las vaquitas están siendo atrapadas en medio de las redes del comercio ilegal que va desde México hasta China. El gobierno mexicano ya hizo la tarea al prohibir durante dos años la pesca con redes peligrosas en el hábitat de la vaquita, no obstante, Hong Kong y China deben hacer lo propio si quieren evitar que la vaquita se extinga en 2018”, aseguró la responsable del programa de Océanos de Greenpeace México, Silvia Díaz.

“Las autoridades de Hong Kong tienen el poder para terminar con este mercado. Si fallan y no actúan, estarán permitiendo que el comercio ilegal se acentúe y crezca la corrupción en China y otros países, además, serán responsables de llevar a la vaquita hasta la extinción”, añadió Díaz.

La oficina de Greenpeace en Asia realizó dos investigaciones encubiertas durante los meses de abril y febrero de este año para averiguar el alcance del comercio ilegal de vejigas de totoaba. La indagación, respaldada con imágenes en video y foto ocultas, identificó al menos 13 tiendas, incluyendo minoristas y mayoristas, en las que se venden las vejigas de totoaba y a muchos que ofrecían traer el producto desde México.

La investigación exhibe a uno de los vendedores ofreciendo una vejiga de totoaba, con un peso de 446 gramos, a 64 mil 500 dólares. Otro vendedor pide 248 dólares más para llevar el espécimen de contrabando a China meridional. Los investigadores señalaron que, de acuerdo a las fuentes consultadas, hay bandas en el norte de México que proveen la vejiga de totaba, la cual luego se comercializa a través de intermediarios en las principales ciudades de la costa oeste de Estados Unidos.

“Realizamos pruebas (con curvinas secas legales, similares a las vejigas de totoaba),  en México, Estados Unidos y Hong Kong por correo y por avión. Aún cuando le preguntamos a los oficiales de seguridad en el aeropuerto de Hong Kong si esas muestras secas estaban permitidas, nada ocurrió, nos permitieron seguir sin hacer algún comentario. Incluso una botella de alcohol fue revisada con mayor escrutinio que una potencialmente ilegal especie en peligro de extinción”, añadió Díaz.  

“Hong Kong se enorgullece de ser una ciudad libre y abierta para el comercio, sin embargo, esto tiene un gran costo. Esta ciudad se ha convertido en un punto de venta para comerciar ilegalmente especies, con resultados devastadores en México donde la vaquita está en peligro de extinción”, dijo la activista.

Uno más de los señalamientos realizados por las fuentes consultadas es que las vejigas de especies en peligro de extinción forman parte de “colecciones privadas” de prosperos empresarios chinos y vendedores desde hace muchos años.

Las vejigas de totoaba entre otras especies exóticas, según los testimonios, también son un popular “obsequio” entre élites económicas y políticas con el fin de estrechar relaciones, algunas veces se les considera como un símbolo de bienestar y poder. Anteriormente, los marineros atribuían propiedades medicinales al producto.

En México, el gobierno de Enrique Peña Nieto, en colaboración con los pescadores de Baja California y Sonora, estableció en abril una prohibición de pesca con redes agalleras en todo el hábitat de la vaquita, un primer paso en la dirección correcta, pero hace falta medidas más contundentes.

Estados Unidos ha prometido reforzar las medidas de seguridad para frenar el comercio ilegal de especies, pero como en México, aún estas medidas son débiles. Greenpeace urge a las autoridades de México y Estados Unidos atender este asunto y exige a Hong Kong la creación de un grupo y fuerza especializados en el combate al tráfico de especies amenazadas como parte de un paquete de medidas para acabar con el comercio ilegal de vida silvestre
 
Notas:

1.- El brief completo de medios puede ser descargado en (inglés): http://bit.ly/1KyCqDh
2.- Todos los videos grabados con cámara oculta y subtítulos pueden ser descargados: http://bit.ly/1KyCqDh
3.- Para ver y desgargar las fotos entrar a: https://flic.kr/s/aHskbYpY6s

Más información con:

En México
Miguel Soto, coordinador de comunicación. Tel. 56879595 Cel. 0445514853578. Email:

En Hong Kong
Tristan Tremschnig, coordinador de comunicación, , +852 9712 3301


Greenpeace es una organización ambientalista, global, multicultural, no gubernamental e independiente política y económicamente, pues no recibe donativos ni presiones de empresas, gobiernos ni partidos políticos. Actúa para proteger y conservar el medio ambiente, para promover la paz y la justicia social y ambiental, así como para cambiar actitudes y hábitos.

Categorías